Menu
Menu

“El estrés puede influir en la alteración del correcto funcionamiento del esófago”

Dr. Gonzalo Guerra Flecha, fundador y especialista en aparato digestivo del centro médico-qurúrgico de efermeddes digestivas (www.cmed.es)
 
 

1.     ¿Qué es la disfagia? 

Se llama así  a la dificultad de trasladar los alimentos desde la faringe al estómago a través del esófago. Es decir, cuando tragamos se produce una sensación de que la comida o los líquidos no consiguen llegar al estómago con la facilidad habitual, o incluso se detiene en ese camino sin poder pasar absolutamente. Es lo que llamamos disfagia aguda.

 

2.     ¿Cuáles son sus síntomas? 

Sensación de nudo en la faringe o en el tórax al deglutir, es como si se parara la comida en alguna parte de ese trayecto esofágico, con sensación de ahogo y con dolor, a veces importante, o bien dolor retroesternal, en la espada o incluso en el cuello. También aumenta la salivación, empeorando el cuadro importantemente, incluso un pequeño sorbo de agua hace que la sensación de ahogo y dolor, empeoren,

 

3.     ¿Y sus causas? 

Puede ser por causa funcional y/o orgánica. Las causas funcionales son cuando el esófago y la unión de éste con el estómago (el cardias), tiene movimientos peristálticos irregulares, no coordinados, que impiden el correcto traslado de los alimentos sólidos o líquidos al estómago, o sea que no se pone de acuerdo el cardias con los movimientos peristálticos de la musculatura del esófago,.

Las causas orgánicas o mecánicas habitualmente son por la existencia en ese trayecto de algún obstáculo, como puede ser algún tipo de tumor, pólipo, o incluso un divertículo esofágico, o incluso una fibrosis en algún punto del esófago, que la mayoría de las veces es por irritación reiterada de la mucosa del esófago por acido procedente del estómago, bien por apertura del cardias o por hernia de hiato como causas más habituales.

 

4.     ¿Existen factores de riesgo? 

Sin duda alguna, el estado anímico de la persona, como por ejemplo el estrés, puede influir muy mucho en la alteración del funcionamiento correcto por parte del esófago y la coordinación con la apertura y cierre del cardias.

Comer muy deprisa, que habitualmente es el mal de la civilización, al menos en la gran ciudad; no masticamos adecuadamente los alimentos y no damos tiempo suficiente al esófago al trasladar esos alimentos, hasta el estómago,

Evidentemente el tipo de alimentación influye en estos comportamientos, como pueden ser los alimentos muy especiados, picantes, alcoholes de alta graduación, la nicotina que tragamos con la saliva, incluso las concentraciones de cafeína.

 

5.     ¿Se puede prevenir? 

En algunos casos, como por ejemplo los que son portadores de una Hernia de Hiato, ya se les explica todo esto y conseguimos que cambien sus hábitos alimentarios; o los que tiene Enfermedad por Reflujo Gastroesofágico, a los que tratamos antes de que se produzcan en el esófago lesiones peligrosas (Enfermedad de Barret, producida por este reflujo ácido severo que acaba provocando cambios en el ADN de las células de la mucosa esofágica y en consecuencia la posibilidad de padecer un proceso neoformativo).

 

6.     ¿Y cuál es su tratamiento? 

En el  caso de las alteraciones funcionales, además de los consejos en la forma de alimentarse, tenemos medicaciones llamadas procinéticos, que sirven para restablecer ordenadamente los movimientos peristálticos del esófago y la coordinación con el cardias, y también ocasionalmente pedimos consulta con el psicólogo, a veces muy necesario.

En los casos de origen orgánico, el tratamiento es complejo, porque depende de la causa específicamente.

Si la causa es un pólipo, un tumor, un divertículo o una hernia hiatal que es capaz de desencadenar clínica peligrosa en estos órganos, evidentemente el tratamiento es quirúrgico.

La causa es producida por un efecto químico, como por ejemplo un Reflujo gastroesofágico severo, en estos casos estudiar correctamente ese paciente, porque es muy probable que sea quirúrgico, aunque no siempre, depende del tipo de esofagitis que padezca dentro de la clasificación de Los Angeles, A B C y D de menor a mayor, así que los dos últimos entran directamente en la cirugía. Los A y B, probablemente con tratamiento conservador y protectores de estómago, hay muchas posibilidades de éxito.

Recordar que hoy en día esta cirugía es muy confortable, porque se hace por vía laparoscópica y por tanto con el mínimo traumatismo posible.

Si el paciente ya tiene instalado un Barret, no hay duda, cirugía lo antes posible,

 
 

7.     ¿Cómo influye la dieta en la disfagia? 

Mirar respuesta 4

 

8.     ¿Son más proclives los hombres o las mujeres? 

Las cifra de esta patología en varones o mujeres son muy equiparables, con ligera tendencia a aumentar en los varones

 

9.     ¿Se puede dar a cualquier edad?

Si, se puede dar a cualquier edad, desde el recién nacido con gran hernia hiatal y Reflujo patológico, hasta el adulto de cualquier edad, teniendo en cuente que la mayor parte de estas patologías se instalan entere los 40 y los 80. 

 

10.  ¿Por qué ahora parece haber más casos de disfagia?

Los casos de disfagia no han aumentado (ni la disfagia alta ni la puramente de esófago), lo que han aumentado son los diagnósticos debido a las mejores técnicas de las que disponemos.

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog