Menu
Menu

“Es más difícil llevar el vestuario de reina que el de plebeya”

Publicado en La Razón

Michelle Jenner, actriz.

Michelle Jenner es una de esas mujeres de belleza hipnótica. Desde sus primeras apariciones en la pequeña pantalla, su mirada verde, su sonrisa dulcísima y su carisma nos enamoraron a todos. La pareja conformada por Michelle Jenner y Hugo Silva en “Los hombres de Paco”(A3TV) les condujo a ambos al estrellato; pero quizás nadie imaginaba por entonces que aquella jovencita irresistible se convertiría en la protagonista de algunas de las más grandes producciones de nuestro tiempo y que hasta llegaría a encarnar a la mismísima “Isabel de Castilla” (TVE) con determinación. Pero ese no es más que uno de sus muchos papeles. En la última década no ha parado. Solo en 2016 participó en cinco películas con un personaje principal. Y no de cualquiera: De Frades, Almodóvar, Lamata, Serrano y Sánchez Arévalo. Vamos, que los mejores directores se la rifan. El de la serie del momento  “La catedral del mar”(A3TV), Jordi Frades,  tenía claro desde el principio que, además,  quería que ella diera vida a Mar Estanyol.  Dos catalanes muy compenetrados y contando en imágenes la historia de España, en un momento en el que la sensibilidad catalana está a flor de piel. Cuando se lo menciono, Michel no sé si se extraña o se molesta, juzguen ustedes: “Pues sí- me responde-, Jordi es catalán, yo también, y el equipo de la productora, Diagonal TV ,también es catalán; pero no creo que eso tenga importancia. No siempre que nos juntamos dos catalanes nos pasamos todo el rato hablando de estos temas, ¿sabes? Cuando trabajo con Jordi nos centrábamos más en las series y en cosas, yo que sé, de la vida…” Yo lo decía porque alguien insinuó que precisamente cuando rodaban “Isabel” les pusieron algún impedimento en Cataluña. “Bueno yo tengo entendido que más bien fue porque había que poner una serie de elementos de atrezzo en un edificio protegido…” Eso sería. En todo caso, supongo que aquel rodaje debió ser más duro que el de “La catedral del mar”. “Bueno, para mí fue más duro porque fue más tiempo, era un personaje mucho más protagonista y fue muchísimo trabajo. En “La catedral del mar” lo he tenido todo un poquito más espaciado y prácticamente todo el peso de la historia se lo ha llevado Aitor Luna”.  A ver si va a ser que es más difícil ser reina que plebeya… (Se ríe) “Solo con el vestuario ya te digo que sí: es más cansado llevar el de la reina.” Pero ni el personaje de Mar Estanyol, ni el de la reina Isabel ni ninguno se le pegan a la piel a Michelle Jenner más rato del debido. Quizás por eso es una actriz tan versátil  y no para de trabajar. “Es verdad, tengo la suerte de que no me quedo con el personaje. Cuando dicen: “corten” vuelvo a ser Michelle al instante. Y también es cierto que llevo una etapa muy buena y que me ha salido bastante trabajo y cosas muy bonitas que tengo todavía por estrenar, como “Mi amor perdido”, que es una película de Emilo Martínez Lázaro con Dani Rovira que se estrena en agosto, “la Sombra de la Ley”, de Iván de la Torre, con Luis tosar, que se estrena en octubre, y ahora estoy haciendo una serie de diez capítulos que se llama “El continental” para TVE que también es un proyectazo”  Michelle habla de una etapa de mucho trabajo, pero en su caso se suceden. Ella es de las pocas actrices españolas que no  ha debido sentir nunca la crisis del sector.  “Me siento muy afortunada y procuro aprovechar las buenas rachas, porque muchas veces tal como vienen se van. Mi preocupación es más el futuro, porque parece que cuando llegas a los cuarenta o algo así es más difícil encontrar trabajo, encontrar papeles para mujeres de esa edad… a ver si esto va cambiando y las productoras entienden que los papeles de mujeres maduras los tienen que interpretar mujeres maduras” Ojalá sea así y también ojalá haya cada vez más personajes femeninos potentes y con contenido. “A mí desde luego me encanta poder interpretar mujeres que tengan algo que contar, que no sean solo el complemento del hombre. Me gusta que les pasen cosas, que lo vivan. Hay que interpretar de todo  porque a lo largo de la historia y en la vida hay mujeres de todo tipo, pero está claro que a mí me atraen la fuertes, las que luchan. Como actriz creo que son personajes mucho más satisfactorios” Pues es un privilegio que le haya tocado interpretar ese tipo de personajes femeninos en la Edad Media, porque ese fue uno de los periodos más duros de la historia para toda la humanidad y sobre todo para las mujeres “Desde luego. Y en “La catedral del mar” se ve. Porque a mí realmente lo que me gusta es que la serie es cruda en muchos momentos y dura y sucia, como era la época. Y, desgraciadamente, la mujer entonces era prácticamente como el ganado y se la trataba como a un objeto, sin importar lo que sentía o lo que pensaba; pero bueno, eso existió y fue así y también se tiene que contar para no olvidar que fue real” Lo que también es real es la proyección que puede darle a Michelle Jenner una serie como esta, Netflix y que se va a emitir en Netflix el mundo entero. No sé si eso supone una gran responsabilidad o una gran oportunidad “ A ver, yo me esfuerzo igual sin saber si lo va a ver una persona o cien millones ¿sabes? Siempre que trabajo en algo doy lo mejor de mí, para irme a dormir con la satisfacción de saber que me he esforzado y lo he hecho lo mejor que he podido. Y el asunto internacional no lo tengo como una meta, la verdad. Si alguna vez surge un proyecto bonito pues , por qué no, me podría lanzar y probar; pero no es algo que me obsesione ni que tenga como una meta súper concreta”. 

 

PERSONAL E INTRANSFERIBLE

Michelle Jenner nació en Barcelona en el año 1986. Está soltera, no tiene hijos, se siente orgullosa “de todos mis logros hasta la fecha”, no se arrepiente de nada, perdona “siempre” y olvida “depende”. Le hacen reír “muchas cosas” y llorar “todo: soy una persona muy sensible” A una isla desierta se llevaría “un mechero”, le gusta comer “el aperitivo: berberechos, aceitunas, patatas” y beber “una cervecita” Su manía es “el orden” su vicio “el chocolate”, sueña muchas veces “que me elevo, no que vuelo, sino como que medio vuelo”. De mayor le gustaría ser “feliz” y si volviera a nacer “estoy contenta con la vida que llevo , o sea que  no me importaría repetir”

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog