Menu
Menu

¿Desproteger a las mujeres? 

Publicado en La Razón

 

El año ha comenzado –pura paradoja- con el nuevo asesinato de una mujer y el ataque a la Ley de Violencia de Género. Para evitar que los más beligerantes se empeñen en encontrar un nuevo motivo  para que nos enzarcemos, cabe señalar que un 88 por ciento de las víctimas mortales de parejas o exparejas son mujeres, frente a un 12 por ciento que son hombres  y algunos de ellos –homosexuales- son asesinados también por hombres.  Está claro que no se puede equiparar ni la violencia que sufren, ni la que ejercen los hombres y las mujeres en el ámbito familiar. De ahí una Ley que estrictamente puede ser poco igualitaria, pero que sirve para paliar la desigualdad innegable que existe en la sociedad. La constitucionalidad de las cosas debería de estar más allá de la propia Constitución. Es decir, salir del texto escrito y vivir en la calle.  Empezando por la igualdad que se recoge en ella, que sabemos de sobra que no es real en la vida cotidiana ni siquiera en los salarios. “Premiar” a las mujeres con una ley benefactora, en una sociedad que no es capaz de protegerlas suficientemente, debería parecer imprescindible incluso para quienes hablan de las anecdóticas denuncias falsas, cuando comprueban que son mínimas y que poco o nada tienen que ver con las muchas denuncias archivadas que acaban así porque las víctimas las retiran –a veces eso les cuesta la vida- o porque se acogen al derecho de no declarar contra el autor al que temen o aman o ambas cosas. Que se trate de redondear o mejorar la Ley es comprensible, que se pretenda erradicar y desproteger a las mujeres es, sencillamente, una agresión más.

Back to Blog

Comments

Deja un comentario

Back to Blog