Menu
Menu

“Los productos lácteos tomados con moderación son excelentes”

Publicado en el suplemento de salud de La Razón

Dr. Aniceto Charro Salgado, médico especialista en Endocrinología y Nutrición de HM Hospitales. Director de CEEN (http://www.centrodeestudiosendocrinos.es/index.php/somos)

¿En qué se diferencia la dieta atlántica de la mediterránea?

España es en alimentación un país afortunado y ocupa uno de los primeros países del mundo en vida saludable y alimentación que incluye tanto la atlántica como la mediterránea, que tienen cosas en común pero también sello propio en base a sus culturas propias.

La alimentación atlántica se caracteriza por su riqueza en proteínas de alto valor biológico y con poca grasa saturada como ternera, cabrito y cerdo, además de pescado, marisco y legumbres. Abundancia de verduras propias como grelos, nabos, nabizas que la epigenética considera excelentes, aceite de oliva pero no fritos; son característicos los cocidos, frutas de temporada y alimentos del día y se sigue disfrutando con amigos de una buena sobremesa, lo que se llama el filandón.

 

Pero, ¿en qué consiste exactamente?

Los índices dietéticos de la dieta atlántica son nueve:

1.     Pescado fresco y marisco

2.     Pescado seco (bacalao)

3.     Carne (ternera, cerdo (lacón), cabrito)

4.     Legumbres (alubias, lentejas, garbanzos) y vegetales (grelos, nabizas, nabos, coles, tomates, lechugas)

5.     Leche y derivados (quesos, requesón)

6.     Caldo gallego (con unto)

7.     Patatas (cachelos)

8.     Pan no refinado (centeno, maíz, trigo). Filloas, empanadas.

9.     Vino (blanco y tinto) en pequeñas cantidades.

Platos típicos son en el atlántico norte: caldo (broth irlandés), empanadas y filloas (creps) y tripas intestinales (botelo).

En atlántico sur, pescado y bacalao, cerdo y lacón con grelos.

 

Ambas favorecen la prevención de las enfermedades cardiacas, ¿la atlántica con mayor motivo?

La atlántica y mediterránea son excelentes a nivel de prevención de enfermedades coronarias, disminuyendo y 30% incidentes coronarios y trombóticos cardiovasculares (1 de cada 3 infartos se previenen).

 

Es curioso porque en esta dieta se incluyen los productos lácteos que últimamente están bastante denostados…

Los productos lácteos tomados con moderación son excelentes sobre todo quesos frescos y semicurados que en la dieta atlántica son abundantes.

 

Como en ella se señala muy especialmente el consumo de mariscos ¿estaría contraindicada para quien tiene el ácido úrico alto?

Obviamente pacientes con ácido úrico elevado deberán vigilar el consumo de marisco sobre todo los completos (cabeza y extremidades), las patas del marisco son menos ricas en purinas y ácido úrico.

 

¿Alguna otra contraindicación?

Esta sería la principal contraindicación: incluye el vino –con moderación- pero algunos expertos aseguran que no se puede hablar del vino como una bebida beneficiosa para la salud…

Evidentemente, el vino debe ser ingerido con mucha moderación pero 1-2 vasos al día tampoco ha sido demostrado científicamente que tengan efectos perjudiciales.

 

Lo que está claro es que, dados los ingredientes de esta dieta, será cara…

Es una dieta en la que predomina el consumo de alimentos de temporada y no tiene por qué ser más cara que la occidental y mediterránea.

 

Esta dieta, propugna una cocina sencilla ¿no es eso pedir mucho en unos tiempos en los que hay tantos devotos de la cocina y en los que parece que todo el mundo va buscando las elaboraciones?

Sí, es cierto. Es una forma de saludable de comer productos de temporada de primera calidad y con técnicas culinarias muy sencillas y consumo preferente de pescado y mucho vegetal. Los tiempos están cambiando y se vuelve a la cocina sencilla y no elaborada.

 

¿En qué parte de España se come?

En España, se come en el antiguo mundo céltico (Gallecia): Galicia, Asturias, Cantabria Norte de Portugal y León.

 

¿Y es verdad que es de la que favorece más que se alargue la vida y en buenas condiciones?

La dieta atlántica de los países del Norte de España y Portugal ha sido científicamente demostrado que los que la consumen son los que más viven de Europa y de España, lo que sin duda ha tenido un profundo impacto en la comunidad internacional pues ocurre en pueblos que no son los más ricos de Europa y sin embargo su alimentación debe ser un factor fundamental en sus largos ciclos vitales.

Pero además, también recientemente, se ha demostrado científicamente que después de las dietas vegetarianas e hinduistas son de las que menos contaminan la atmósfera por la producción de nitrógeno de los animales, como causa del cambio climático, sin duda mejor que la occidental y mediterránea. Por lo tanto son buenas a nivel individual y también colectivo para la humanidad.

 

¿Y respecto al sobrepeso? ¿cuáles son sus bondades?

Recientes trabajos hechos en La Estrada de Galicia demuestran reducción del peso corporal, incluso sin control enérgico, y de índice de cintura y colesterol y tensión arterial.

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog