Menu
Menu

“Los alimentos perecederos deben congelarse y refrigerarse de inmediato”

Publicado en el suplemento de salud de La Razón

DR. CARLOS SUÁREZ, especialista en aparato digestivo del Centro Médico-Quirúrgico de Enfermedades Digestivas www.cmed.es

   

 ¿Cuáles son las Intoxicaciones alimentarias más habituales en verano?

Entre las Intoxicaciones más frecuentes en verano destacan las gastroenteritis producidas por bacterias (Estafilococo o Escherichia coli) o sus toxinas. Según la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición, cada año ocurren alrededor de 40.000 casos en Europa.

 

¿Si nos laváramos las manos evitaríamos muchas de ellas?

Cuando los microorganismos alcanzan el alimento, se denomina contaminación, y puede ser producida por la manipulación inadecuada de los mismos, en donde las manos juegan un papel preponderante, por lo que el lavado meticuloso de ellas con agua y jabón, antes de manipular los alimentos, es una medida preventiva fundamental.

 

Y en cuanto a la manipulación de los alimentos, ¿solemos actuar correctamente?

En el verano es frecuente que muchas familias realicen comidas fuera de casa, en la playa, en la montaña o en la piscina, y a menudo omitimos esta elemental precaución de limpieza de manos, o se manipulan utilizando utensilios de cocina, tablas de cortar u otras herramientas que no están perfectamente limpias. Más aún, algunos de los alimentos preparados en casa se transportan al lugar de consumo en condiciones inadecuadas de mantenimiento (refrigeración), lo que facilita la contaminación bacteriana de los mismos.

 

¿El calor siempre es tan peligroso para los alimentos como se nos dice?

Los alimentos perecederos deben congelarse o refrigerarse de inmediato, es decir, en las dos primeras horas de su compra o preparación, y si la temperatura ambiente es superior a los 32,2º C, se deben refrigerar en el transcurso de una hora después de la compra o preparación.

 

¿Los alimentos cocinados no se deben dejar en ningún caso después, a la temperatura ambiente en verano?

Deben ser refrigerados en el transcurso de una hora, después de su preparación,  ya que las temperaturas en verano con frecuencia superan los 32ºC.

 

Está claro que es muy importante la conservación, ¿también el recipiente o algún otro elemento que participe en ella?

 Cualquier elemento que pueda potencialmente entrar en contacto con los alimentos, puede actuar como fuente de contaminación.

 

Y en cuanto a los animales, ¿es necesario lavarse las manos después de acariciarlos y antes de manipular los alimentos?

Indudablemente, se deben redoblar las medidas de higiene en las manos en esos casos.

 

Por último, ¿es importante cocinar a una determinada temperatura y durante un determinado tiempo, para evitar bacterias dañinas?

Los alimentos deben cocinarse a una temperatura segura. La mejor manera de hacerlo es utilizando un termómetro de alimentos. La carne de res debe cocinarse a 72ºC, los filetes y las costillas asadas (cordero, cerdo y ternera) a 63ºC. El pollo y el pavo a 75ºC. En el caso de pescados y mariscos hay que asegurarse que estén bien cocidos.

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog