Menu
Menu

LA CHICA A LA QUE NO SUPISTE AMAR. MARTA ROBLES

Reseña publicada en Airin Worlds

Título: La chica a la que no supiste amar
Saga: Detective Roures 3
Autora: Marta Robles
Editorial: Espasa
Género: Policíaco
Formato: Físico
Tapa: Blanda
Páginas: 330
Año publicación: 2020

¡BANG! En mucho menos de un segundo, la bala que sale de la pistola que el tipo desenfunda por sorpresa atraviesa el cráneo de la chica y provoca su muerte instantánea.

Como habréis podido ver, éste es el tercer libro de una saga, el último que ha salido de ella y os podéis preguntar, ¿cómo es posible que haya empezado a hablar del tercero? ¿A lo mejor ha leído ya los otros pero no ha hecho reseña? Pues no, no he leído los anteriores, es más, hasta que no me he terminado éste no sabía si quiera que existían dos más antes. Pero tengo que decir que no hacen falta para nada. Este libro se puede leer perfectamente sin leer los predecesores porque por lo que parece, son libros autoconclusivos, aunque el protagonista sea el mismo. Por si queréis echar un vistazo a los otros dos, son estos:

SINOPSIS

El antiguo reportero de guerra y ahora detective Tony Roures, cínico y sentimental, recibe la inesperada visita de su viejo compañero, Alberto Llorens, a quien creía felizmente casado con una rica empresaria de Castellón. la realidad es que tiene problemas en su matrimonio y lleva tiempo frecuentando el club de alterne más famoso de todo Levante. Allí conoció a Blessing, una joven nigeriana prostituta por una red de trata de mujeres, a la que se encuentra atada no solo por la deuda del viaje sino, además, por un ritual de vudú.

Tras serle detectado un cáncer de mama del que es operada chapuceramente, la joven se convierte en <<mercancía estropeada>> y es asesinada. Será entonces cuando Llorens comience a recibir terribles amenazas con distintos elementos de vudú y, asustado, recurra a su amigo. Roures inicia una peligrosa investigación, en la que poco a poco ir saliendo a la luz una trama criminal de una inusitada crueldad.

RESEÑA

Me ha encantado. Así de simple y sencillo. Si habéis leído más reseñas de mi blog, sabréis que los libros policíacos, de suspense y de intriga son mis favoritos sin duda, además de la fantasía, obvio. Pues con este no tenía muchas expectativas. No conocía a la autora y no había leído antes nada de ella, solo leí la sinopsis de este libro y me llamó bastante la atención. Como ya habréis leído, no tenía ni idea de que se trataba de la tercera parte de una saga. Ya veis lo informada que estaba yo. Ni por un segundo pensé que pertenecería a una continuación, por lo que cuando empecé a leerlo iba totalmente a ciegas, dejándome llevar por la lectura.

¡Y vaya lectura! No me arrepiento para nada de haberle dado una oportunidad. Es dura, no lo voy a negar y trata un tema bastante cruento como es la trata de personas, más concretamente, la trata de mujeres para la prostitución. Un mundo oscuro, hoy día aún bastante desconocido y lleno de secretos que casi nadie quiere conocer. En este libro, Marta nos muestra esta cara del mundo desde su punto de vista más duro y más siniestro, pero al mismo tiempo demasiado real. Eso sí, ha sabido unir magistralmente la realidad que viven muchas mujeres con una novela policíaca de ficción que te deja sin aliento.

Si habéis leído el principio del libro, que son esas líneas en cursiva que siempre dejo justo después de la ficha técnica, ya podéis haceros una idea de cómo va a ser la historia. Empieza fuerte, directa, con una situación de máxima tensión que va a hacer que no puedas dejar de leer desde ese mismo instante. Y así prácticamente toda la trama. No te da ni un minuto de descanso. Yo he estado noches enteras leyendo porque no podía dejar la lectura ya que cada capítulo te dejaba en un punto álgido de la trama. Además, los capítulos son de extensión intermedia, por lo que cuando te quieres dar cuenta los estás terminando y te quedas con la boca abierta porque terminan de manera brutal.

La historia está narrada por tres personajes diferentes. Por un lado está Llorens, el que va a sufrir las amenazas debido a la muerte de Blessing. Cuenta su punto de vista, su vida, las consecuencias de todo lo que está viviendo y cómo va ayudando a Roures en el caso. Por otro lado está Blessing, las prostituta asesinada que, en ciertos capítulos donde se viaja al pasado, nos va contando su historia, cómo llega a España, cómo era su vida antes de que todo pasara y cómo va superando el cáncer de mama que pone en riesgo su vida. Y por último y más importante, Roures, nuestro detective al que vamos a acompañar prácticamente durante toda la trama averiguando con él todos los entresijos de ésta. Estos tres puntos de vista están muy bien entrelazados dando pistas al lector sobre lo que va ocurriendo y lo que puede ocurrir. Aunque, creedme cuando os digo que no os podéis ni imaginar los giros tan inesperados que hay en esta historia. A mí me han dejado con la boca abierta y es uno de los motivos, el principal diría yo, por el que no he podido dejar de leer ni un minuto porque a cada segundo pasaba algo que no me esperaba para nada.

Y así ha sido hasta el final. Un final que me ha dejado anonadada. Tengo que admitir que me ha parecido un final muy injusto, en el sentido de que me hubiera gustado ver al causante de todo sufrir mucho más, pero tengo que admitir que ha sido un final perfecto y redondo. Muy acorde con la novela porque ha terminado de la manera más real y más perfecta posible. Pero sí es cierto que, ahora que sé que es una saga, estoy deseando leer más de este detective porque de verdad que me ha cautivado. Es un hombre sencillo, amigo de sus amigos y capaz de hacer todo lo posible por descubrir la verdad. Pero sigue siendo un hombre normal y corriente, con sus claroscuros y sus sentimientos y eso lo ha sabido plasmas muy bien la autora. Probablemente, si hubiera leído los dos libros anteriores, le hubiera cogido mucho más cariño del que ya lo he hecho en éste, porque es uno de esos personajes que se hace querer. Además, me ha encantado las referencias musicales que hay a lo largo de la trama que encajan a la perfección con lo que está ocurriendo en ese momento y todas ellas son dadas por el protagonista que sabe cómo poner melodía a los sucesos. Es más, al final de la obra hay una lista con todas las canciones que aparecen en el libro para quien quiera reproducirlas. Eso me ha parecido un detalle precioso.

La pluma de la autora me ha embelesado por completo. Es directa, sincera y habla sin tapujos, pero al mismo tiempo tiene una belleza propia que es capaz de cargar de sentimientos puros los momentos más escabrosos o tensos que ocurren en la historia. No se anda con rodeos y, al mismo tiempo, es capaz de describirte un paseo por la playa como si fuera lo más extraordinario del mundo. Esto ha ayudado mucho a que la lectura sea ligera y rápida, a pesar de tener 300 páginas por delante no se me ha hecho nada pesado, al contrario, quería más y más. Además, me ha parecido magistral cómo a aunado las tramas secundarias con la principal sin que ésta pierda fuerza. En mi última reseña (si queréis leerla, la tenéis aquí) hablaba de un libro también policíaco donde decía que no me había terminado de gustar debido a que se centraba demasiado en la trama amorosa y la principal tardaba mucho en avanzar. Pues en este libro está en perfecto equilibrio una con otra. Hay trama amorosa, varias en realidad, pero están tan bien hiladas con la principal que no se hacen pesadas y siguen siendo lo que son, secundarias. Es más, estas tramas desaparecen brevemente cuando la principal toma fuerza y la investigación está en su punto máximo, lo que hace que, como ya he dicho en varias ocasiones, no puedas dejar de leer.

Si os gustan los libros policíacos con un toque oscuro y muy real, os recomiendo muchísimo éste porque no os va a dejar indiferente. Ya estoy deseando leer los dos anteriores para conocer mucho más al detective Roures que tanto me ha encandilado.

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog