Menu
Menu

Marta Robles, escritora: «Hay miles de historias por contar»

Publicado en La Nueva España

La autora de la novela «La chica que no supiste amar» inauguró el ciclo municipal de encuentros literarios desde el confinamiento

David Orihuela 

Las Tertulias del Campoamor, el ciclo literario organizado por la Fundación Municipal de Cultura en colaboración con LA NUEVA ESPAÑA, se ha trasladado a la red debido al confinamiento provocado por el estado de alarma.

La serie de entrevistas comenzó ayer con la escritora madrileña Marta Robles, que acaba de publicar su novela «La chica que no supiste amar». La autora reconoció que lo del confinamiento le ha afectado más en lo emocional que en lo físico. «Paso muchas horas en casa sola delante del ordenador», explicó para, a renglón seguido, reconocer que lo que más añora «es compartir charla con los amigos y, especialmente, ver a mi madre». Eso será lo primero que haga cuando se levante el estado de alarma, visitar a su madre. «Vive a apenas diez minutos de casa y hablo con ella todos los días, pero tengo muchas ganas de verla», señala.

Respecto a su trayectoria literaria, destacó que sus novelas surgen de la realidad, de su capacidad de observación, una realidad que lleva a la ficción «porque sirve para atravesar la piel de rinoceronte del corazón de los lectores». Está convencida de que «hay muchas historias por contar» y eso es precisamente lo que pretende su última obra, una novela centrada en la trata de mujeres, de prostitutas nigerianas que llegan a España «y caen en el más profundo infierno».

«La chica a la que no supiste amar» es la tercera historia protagonizada por el detective Roures, «un hombre adicto a la lealtad, muy culto y con una gran colección de música que le sirve como bálsamo para las heridas que tiene de su etapa de corresponsal de guerra». Ese personaje, con el que la autora se identifica en cierta medida, es el hilo conductor de una obra «que comienza con una escena terrorífica que provoca un enorme impacto en el lector». Es el asesinato de una prostituta nigeriana que «ha perdido su valor en el mercado» al perder los pechos en una operación dentro de un tratamiento contra el cáncer. Se trata, explicó la autora, de una novela «muy dura y que no te deja respirar» pero al mismo tiempo «llena de poesía». Robles reconoció que escribió la obra «como si me hubiera abierto en canal y hubiera dejado salir todas mis emociones».

Las Tertulias del Campoamor continuarán en este formato digital mañana, con Blue Jeans. El viernes estará Laura Castañón. El domingo, Ana Lena Rivera. Pueden verse en la web del Ayuntamiento.

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog