Menu
Menu

«Todas las leches maternas alimentan»

Publicado en el suplemento de salud de La Razón

Elena Pérez, Bioquímica especialista en Alimentación y Nutrición Aplicada y María Hernández-Alcalá Bioquímica especialista en nutrición clínica y Salud Pública. Creadoras de @futurlife21.

 

¿Existen alimentos que favorecen la aparición y calidad de la leche materna?

La evidencia científica no destaca el papel de la dieta de la madre como determinante de la calidad de la leche materna. Solo parece haberlas respecto a que la dieta materna influye muy ligeramente en los ácidos grasos presentes en la leche y en algunos micronutrientes  como vitaminas liposolubles, vitamina C y vitamina B. Esto no exime que haya que llevar una alimentación saludable siempre, para maximizar nuestra salud.

 

¿Y hay alimentos o fórmulas que puedan reducir o aumentar la cantidad de leche que se produce?

No hay evidencia científica, de que haya alimentos o una dieta determinada que favorezca el aumento de la cantidad de leche materna que se produce. Solo en casos de extrema malnutrición podría verse afectada.

 

¿Hay alimentos prohibidos para las madres lactantes?

No hay alimentos prohibidos y ni el ajo, los espárragos, las coles o los rábanos dificultan la lactancia materna aunque puedan variar el sabor de la leche. No son recomendables otras sustancias como la nicotina o el alcohol. Tampoco los pescados con altos niveles de mercurio como el atún rojo.

 

¿Es cierto que cuanto más mame el bebé más leche tiene la madre, ¿no?

Eso está claro. Lo que más va ayudar a la producción de leche materna es poner al bebe lo máximo al pecho. Cuanta más leche del pecho vacía el bebé -y por tanto, más leche necesita- más produce la madre a demanda. Por eso es recomendable dar el pecho a demanda. Los últimos estudios han determinado además que los bebés no tienen horas del día ni saben qué día es  y a veces el bebé solo mama diez minutos y luego vuelve a pedir a la hora. Es importante que el horario lo establezca el niño, porque así se alimenta según sus necesidades. Y eso mismo hace que la madre genere la leche que el bebé necesita.

 

¿Y el mito de beber cerveza -sin alcohol, claro- no hace que aumente la producción de leche?

No, es solo un mito y no hay evidencias científicas al respecto.

 

Pero con el sacaleches sí se aumenta la producción de leche, ¿no?

Claro. Porque lo que hacemos es vaciar el pecho de leche como si lo hiciera el bebé (aunque el bebé succiona más) y lo necesitara y eso genera que se produzca más leche. Por eso a veces, cuando se está tratando de dejar la lactancia no es muy recomendable porque su uso genera más producción de leche.

 

Lo que sí es necesario es beber más líquidos mientras se amamanta, ¿no?

Más líquidos, sí, pero no necesariamente más leche. Y no es para aumentar la producción de leche, sino porque las madres producen uno o dos litros de leche al día que salen de su cuerpo y se deshidratan. Entonces, tienen más necesidad de beber. Se lo pide el cuerpo y es necesario para que estén bien hidratadas. Por supuesto, no se puede tomar ningún tipo de alcohol porque el alcohol pasa a la sangre y desde ahí a la leche materna y es muy perjudicial para el bebé.

 

Antes decíamos que la mayor o menor calidad de la leche no depende de la alimentación, pero ¿es igual siempre?

La calidad de la leche no se puede testar. Todas alimentan. Dependiendo del momento de succión la calidad de la leche es diferente. Por eso la ciencia dice ahora que, en vez de dar diez minutos de cada pecho, el bebé debería vaciar cada pecho por completo, porque no es igual la leche que sale al principio que la que sale después. También va cambiando según van pasando los meses, para ir adaptándose a las necesidades nutricionales del bebé.

 

¿Sacándonos la leche podemos saber más de ella y cómo le alimenta al bebé?

La succión del bebé es más potente que la del sacaleches, por lo que lo que nos saquemos del pecho no va a reflejar con exactitud lo que come él. Lo importante es vigilar el peso del bebé y observar su orina, que tiene que ser abundante, clara y regular para determinar que el bebé está sano, bien alimentado e hidratado.

 

¿Y podría mejorar la calidad de la leche materna con suplementos?

Muchas veces se recomiendan suplementos para madres que dan el pecho, pero su objetivo no suele ser para mejorar la calidad de la leche materna, sino para maximizar la nutrición de la madre en un momento de mucha demanda energética y nutricional. Los cambios hormonales los primeros meses tras el parto y la bajada de hierro son uno de los principales motivos. Pero como hemos comentado anteriormente, la evidencia actual indica que la dieta no influye de una manera determinante en la calidad de la leche materna, por ello tomar suplementos para mejorar su calidad no tendría mucho sentido. Aun así, la madre debería siempre llevar una alimentación altamente nutritiva y saludable para maximizar su salud en esta etapa que tantas necesidades nutritivas requiere. Por ello concluimos que lo más importante es tener instaurados unos hábitos de vida saludables tanto antes como durante el embarazo, así como en la lactancia, la nutrición siempre debe ir a favor. Llevar una dieta saludable antiinflamatoria y nutritiva siempre será positivo para la salud de la madre y el desarrollo del bebé.

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog