Menu
Menu

Marta Robles: «Escribo todos los días de mi vida porque es una necesidad»

Publicado en La opinión de Murcia

La periodista y escritora madrileña participará este jueves en el ciclo cultural ‘Mares de Papel’ que se celebra en Mazarrón para abrir una ventana a la literatura y acercar a los lectores sus escritores favoritos

Natalia Moreno 

Marta Robles: "Escribo todos los días de mi vida porque es una necesidad"

Marta Robles: «Escribo todos los días de mi vida porque es una necesidad»

Desde hace 30 años Marta Robles es periodista y escritora y ha trabajado en todo tipo de medios desde que comenzó su trayectoria en la revista ‘Tiempo’. A partir de ese momento, no ha dejado de colaborar en diferentes publicaciones, además de realizar grandes trabajos en radio y televisión. En el año 1991 empezó a escribir libros, sobre todo, periodísticos por la relación con su quehacer del momento. En 2001 se inició en los libros de ficción y más tarde, en 2017 publicó su primera novela negra.

P ¿Cuándo empezaste a escribir literatura?

R Empecé en el año 1991,un poco después que mi carrera periodística, pero siempre han ido a la par. Desde que era niña sabía que quería ser escritora, me presenté a diferentes concursos literarios durante mi adolescencia y gané muchos de ellos. Al entrar en la universidad pensaba estudiar filosofía, porque siempre me había gustado mucho, pero mi novio de entonces me convenció para que hiciera periodismo porque decía que tenía una enorme capacidad para la comunicación. El primer día que entré se me metió en las venas y eso es una cosa que nunca sale, igual que la vocación de escribir.

P ¿Cuándo publicaste tu primer libro? ¿Qué significó para ti?

R Como todo en la vida era un sueño cumplido ya que siempre lo había querido. El hecho de encontrarme con un libro publicado o ir a la Feria del Libro fue para mi una enorme experiencia, una sensación increíble, definitivamente, es algo muy extraordinario y te preguntas ¿Es verdad que yo he hecho esto?.

P A lo largo de tu carrera has trabajado en prensa, radio y televisión además de ser escritora. ¿Dónde te has sentido más cómoda y motivada con lo que hacías?

R En primer lugar, con la literatura, pero a pesar de ello, lo que siempre me ha interesado más es la escritura. Creo que soy bastante todoterreno y que me adapto bien a los distintos medios. Me gustan todos porque cada uno te aporta algo diferente. La radio tiene una magia muy extraordinaria por el feedback inmediato que recibes del público, la televisión trata de ponerle imagen a la palabra con lo que cual es muy sorprendente, pero en definitiva para mi lo más importante y prioritario siempre ha sido escribir en prensa.

P ¿Qué es lo más importante para ser un buen periodista?

R Creo que hay dos cuestiones fundamentales que si no forman parte de la persona es muy difícil que cuando llegue a serlo de verdad, lo sea. Una de ellas es la curiosidad y otra, la vocacion de cambiar el mundo y conseguir que sea un poco mejor. Además, debe saber que no se deja de ser periodista en ningun momento de la vida, es decir, no puedes ser periodista 8 horas al día y el resto no.

P Y, ¿para ser un buen escritor?

R Para ser escritor tienes que tener talento que es diferente a redactar bien o mal. Más que hablar sobre cómo ser un buen escritor a mí me gusta hablar de cómo escribir una buena novela y cito a un personaje de ‘A cinco centrímetros de ti’, que es un escritor muy afamado, Armando Artigas, y siempre que le preguntan que hay que hacer para escribir una buena novela contesta: «Escribir una mala novela es muy dificil y escribir una buena novela es un milagro y, la única diferencia está en la emoción». Para hacerlo bien tienes que tener algo que contar y hacerlo de una forma especial y personal.

P ¿Cómo definirías la novela negra?¿Qué elementos no pueden faltar en este género?

R La novela negra requiere agilidad y un lenguaje determinado, que sea mucho más directo y des adjetivado. Siempre digo que cuando escribes novela negra tienes que escribir ‘a disparos’y ser muy preciso en cada una de las frases que incluyes. Necesita también tener mucho resalte de aprendizaje, tiene que hacer que aprendas con lo que estás leyendo ya sea a través de la música, la poesía o de las reflexiones. La novela negra tiene además, esa vocación de denuncia y de señalar el mal de la sociedad, algo que a mí me parece imprescindible y que hace además que sea muy necesaria en mi vida.

P ¿Te sientes representada en alguna ocasión con los personajes de tus novelas?

R No, la ficción es ficcón y por tanto mis personajes no son una proyeccion de mi misma. Muchas veces cuando voy a los actos literarios me preguntan y me encuentran parecido con las mujeres que salen en mis novelas. Siempre digo que de todos los personajes que he construido el que más se parece a mi es el detective Roures, que es un hombre. Siempre hay algo de cada escritor en cada uno de los personajes pero yo no intento representarme ni proyectarme a mí misma, es más, son ellos los que reciben de alguna manera todo lo que yo he leído, observado, vivido y soñado. Eso de alguna manera está en su ADN porque son todos hijos míos.

P En enero publicaste ‘La chica a la que no supiste amar’. ¿Con qué tres palabras la definirías?

R Es una novela dura, comprometida y llena de música y poesía, por las reflexiones que hace el detective Roures, que es un ex corresponsal de guerra metido a detective, un tipo muy curioso, que lee muchísimo y sobre todo, que tiene una discoteca prodigiosa y una memoria impresionante para la música, que precisamente esta muy presente en todas las novelas, pero de una manera mucho más relevante en ‘La chica a la que no supiste amar’.

P Desde ‘A menos de cinco centímetros’ hemos podido contar con la presencia del detective Roures. ¿Cómo ha evolucionado el personaje?

R Ahora mismo esta mucho más reposado, es más capaz de demostrar sus emociones. Es curioso que ha evolucionado progresivamente, pero especialmente en ‘La chica a la que no supiste amar’ es como si hubiera conseguido abrirme con una cremallera y sacar muchas cosas que me parecían especialmente importantes, entre otras, atribuirle la reflexión sobre los asuntos de la trata y la prostitución a un hombre, porque muchas veces las mujeres entre nosotras hablamos de nuestros problemas y nos olvidamos de incluir también a los hombres que también forman parte de ellos o como en este caso, son el problema.

P ¿Continuará apareciendo en las próximas novelas?

R Tiene que aparecer porque sino me matan los lectores. ‘La chica a la que no supiste amar’ acaba en lo alto de una historia personal que surge en medio de la trama principal y tengo que continuarla. Es algo que tengo en la mente pero antes publicaré otra novela que no es género negro en la que estoy trabajando ahora, pero de la que no puedo adelantar nada.

P A lo largo de tu carrera has recibido numerosos premios por tus novelas. ¿Qué ha significado esto para ti?

R El primer premio literario que gané fue el Fernando Lara de Novela y para mi supuso un espaldarazo enorme a mi carrera literaria. Me hizo muy feliz, de hecho el libro ‘Luisa y los espejos’ ha cambiado mi vida ya que en ese momento me sentí mucho más aceptada como escritora. Es muy importante que existan premios porque a veces más allá del dinero, el apoyo o el reconocimiento, nos hacen sentir un poquito menos inseguros.

P Si comparamos los hombres y mujeres que han conseguido galardones literarios, existe una gran diferencia. ¿Por qué sigue existiendo esta brecha en la literatura?

R Porque sigue existiendo en el mundo y en todas partes y, la literatura no iba a ser menos. Por desgracia no es ajena a lo que ocurre en otros ámbitos de la sociedad. Hasta que no haya el mismo número de hombres y mujeres buenos y regulares, no habrá igualdad. En los premios literarios como en la vida, hay mujeres extraordinarias y hombres que a veces lo son y otras no. Todas las mujeres que llegan a estos premios, sin duda, lo son. Hemos avanzado mucho, pero aún quedan cosas por cambiar.

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog