Menu
Menu

Ni melena, ni minifalda…

Publicado en La Razón

…ni negro, ni bikini, ni jeans. La diseñadora Carolina Herrera ha decidido que las mujeres de más de cuarenta casi no deben ni respirar. Como mucho, pueden hacerlo con una imagen tan estereotipada y antigua como para que todo el mundo las señale y diga : “mira, se les va la vida, ya están más allá de los cuarenta”. Esta modista se ha quedado tan antigua como algunos de sus diseños, tan aburridos como ella misma. Por suerte, hace ya mucho tiempo que las mujeres nos liberamos de discursos viejunos como el suyo y conseguimos traspasar las fronteras de la edad y los prejuicios. Ahora, señora mía, ni vamos provocando cuando nos enfundamos en una minifalda, ni tenemos que quitárnosla, si nos encontramos bien con ella, para parecerle elegantes a los dinosaurios de la moda. La elegancia consiste en no ir disfrazado de otro. Y en respetar los códigos exigidos para no molestar a los demás;  pero no en seguir las pautas rancias  y machistas de otras épocas. En el siglo XXI, las mujeres pueden vestirse como quieran aunque no sean perfectas ni jovencísimas. Solo han de sentirse a gusto en su piel, encontrarse cómodas con su propia imagen y renunciar  a la aprobación de quien contribuye de manera taxativa a encerrarlas en el frasco de las convenciones. El estilo también cambia y se transforma con el paso de los tiempos y más aún con la consecución de los derechos. Decía Yves Saint Laurent : “Con el tiempo he aprendido que lo más importante en un vestido es la mujer que lo lleva puesto”. Y una mujer independiente y capaz se puede poner y hasta quitar, con elegancia, cualquier cosa.
Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog