Menu
Menu

PRENSA · Blog de La Guía del Ocio

Norte y Sur

No sé quién fue el alma caritativa que me recomendó que fuera a Norte y Sur, alguna noche de invierno, pero sí recuerdo que al llegar y ver esa barra metálica, tan de bar de Madrid de toda la vida, pensé que no era el sitio más adecuado para una cena tranquila. …seguir leyendo

Café Gau Madrid

No es fácil subir a cualquiera de las terrazas que culminan los edificios de Madrid sin que los precios de sus cartas nos produzcan vértigo, pero la del Gau Café es una de las contadas excepciones. Si no se conoce, no es fácil encontrarla. Ocupa la cuarta planta de las antiguas Escuelas Pías, un histórico edificio del siglo XVII que fue incendiado en la guerra civil y que recuperó la UNED, y no hay ninguna señalización a pie de calle. Está presidida por la gran cúpula de la antigua iglesia de las Escuelas y entre sus curiosas vistas, algunas de las corralas que pueblan Lavapiés y los característicos tejados rojizos de la zona.

Lee el artículo completo en El Blog de la Guía del Ocio.

Heladería Livorno

Siempre me han gustado los helados. Soy de las que los consume en invierno y en verano casi por “prescripción facultativa”, pero debo reconocer que no me gustan todos. Y es normal, porque estoy bastante mal acostumbrada. Tanto como para llevar tomando desde pequeña los mismos helados que se consume la Casa Real. …seguir leyendo

La Font, en Girona

La Font es uno de los restaurantes Con más encanto de uno de los lugares, a su vez, con más encanto de España: Girona. Y lo es tanto en invierno, como en verano. En los meses más fríos del año, son las chimeneas que presiden los diferentes salones de su caserón las que se llevan todo el protagonismo, pero cuando llega el calor la estrella del restaurante es, sin duda, su enorme y espectacular terraza arbolada. La decoración, tanto interior como exterior, es sencilla, prácticamente inexistente, con mesas bien vestidas –las de la terraza están siempre adornadas con coloridas flores– en un entorno muy familiar.

Lee el artículo completo en El Blog de la Guía del Ocio.

La terraza de Bataplán

Vuelvo a San Sebastián para proponer el que es, sin duda, uno de los mejores planes nocturnos del verano donostiarra. Disfrutar de un cocktail o una copa con unas vistas absolutamente incomparables frente a la Bahía de la Concha. Y eso es precisamente lo que nos propone La terraza de Bataplán, todo un clásico de las noches estivales que abre sus puertas, cada año, de junio a septiembre. Y digo clásico, porque lleva treinta años haciéndolo, pero se reinventa cada verano. El ambiente se mueve entre lo tropical y lo vanguardista y su decoración, en inmaculados blancos, es apenas imperceptibles porque la postal en la que se encuentra inmersa le roba absolutamente todas las miradas.

Lee el artículo completo en El Blog de la Guía del Ocio.

Alfredo’s Barbacoa

Sin duda es uno de mis clásicos en Madrid. Y no ya por mí, sino por mis hijos. No es fácil encontrar una hamburguesería de primera, de toda la vida, de extraordinaria calidad o, si se prefiere, optar por una T-bone Seak y unas costillas barbacoa inigualablemente americanas. Abrió sus puertas en 1981, gracias a su dueño, un neoyorkino afincado en la capital, que decidió compartir las recetas más típicas de su tierras, sin variarlas ni en una coma. El ambiente es muy agradable. De vez en cuando familias, pero sobre todo gente joven que se va dando la vez de generación en generación. La comida es muy americana, pero el sitio también tiene ese sabor genuinamente yankee impregnado en la decoración y hasta en las formas.

Lee el artículo completo en El Blog de la Guía del Ocio.

Casa Robles

Sevilla es uno de esos lugares prodigiosos en los que las calles parecen escaparse desde el río al resto de la ciudad para convertirse en punto de encuentro de sevillanos y foráneos a los que los primeros reciben como nadie y agasajan con simpatía, con un buen puñado de monumentos imprescindibles y una gastronomía andaluza que merece la pena descubrir. Quizás el representante de más solera de esa gastronomía sea Casa Robles. Un lugar para mí repleto de recuerdos, en el que tuve la ocasión de compartir mesa y mantel con el Loco de la Colina (Jesús Quintero), con Javier Rioyo, compañero de A vivir que son dos días en La Ser y ahora director del Instituto Cervantes de Nueva York hace ya muchos años, allá por la fecha en la que contrajo matrimonio la Infanta Elena.

Lee el artículo completo en El Blog de la Guía de Ocio.

Baby Beef Ruibayat

Ruibayat es un auténtico templo para los carnívoros. La primera vez que me llevó a conocerlo mi marido, disfruté de lo lindo viendo como mis hijos devoraban los suculentos cortes de una extraordinaria carne acompañados por patatas souflé, y sin resistirse a las diferentes variedades de pan, entre las que cabe el riquísimo pan de queso. …seguir leyendo

Rita Blue

Me encanta Barcelona. ¡No me canso de decirlo! Me gusta la ciudad, sus gentes y hasta como se respira. No me canso de recorrer sus rincones, como los que me encuentro en el barrio del Raval, una de esas zonas en las que es obligatorio perderse para poder encontrar nuevas e interesantes propuestas, algunas de lo más chic como el Rita Blue, un divertido restaurante y lounge bar en plena plaza de Sant Agustí. …seguir leyendo

La Dominga

Cuando conocí La Dominga de Malasaña de la mano de mi amiga Kira Miró, me encantó. Se trataba de un pequeño y agradable restaurante con una original carta plagada de grandes ideas que ha tenido tanto éxito que no ha tardado en abrir otro local en el barrio de Chueca. La nueva Dominga ocupa un local que desde mediados del siglo XIX acogió a una mítica taberna por la que pasaron Pérez Galdos o Jacinto Benavente y en el que compartían tertulia los poetas de la generación del 27. Varias décadas después no sólo no ha perdido su magia y encanto, sino que han sido potenciados al recuperar los baldosines de la época y dar lustre y protagonismo a su barra de estaño.

Lee el artículo completo en El Blog de la Guía del Ocio.