Menu
Menu

“La vitamina K disminuye el riesgo de cataratas en casi un 30 por ciento”

Clara Camí, nutricionista en AD dietistas

1. ¿Para qué sirve la vitamina K?
La vitamina K es esencial para el funcionamiento de diversas proteínas que participan en la coagulación de la sangre y en la formación de huesos y tejidos. Algunos estudios apuntan otras bondades de esta vitamina relacionada con la prevención de enfermedades cardiovasculares, la salud del cerebro e incluso la caries dental, aunque los resultados aún no han sido suficientemente contrastados.

2. ¿La consumimos habitualmente?
Si se siguen unos hábitos alimentarios saludables y equilibrados con presencia de hortalizas y/o vegetales en todas las comidas principales se consume la vitamina K necesaria para mantener una adecuada coagulación sanguínea.

3. ¿En qué alimentos se encuentra?
Encontramos la vitamina K, principalmente, en vegetales crucíferos como el brócoli, la col y las coles de Bruselas. También vegetales de hojas verdes como las espinacas, la lechuga de hoja verde, la col rizada, y las acelgas.

4. ¿Y qué puede ocasionar el déficit de esta vitamina ?
Las personas que padecen deficiencia de vitamina K a menudo son más propensas a presentar hematomas y sangrado. El déficit de Vitamina K no es muy común y normalmente se presenta cuando hay mala absorción intestinal o después de tratamientos largos con antibióticos. Hay que matizar por eso, que los recién nacidos tienen niveles bajos de vitamina K, ya que el intestino todavía no está colonizado, y es por esta razón que se les inyecta intramuscularmente en el talón.

5. ¿Es cierto que previene la aparición de cataratas?
Recientes estudios en nuestro país han demostrado el beneficio del consumo de vitamina K sobre el riesgo de sufrir cataratas. Entre los mecanismos implicados en la formación de la catarata, la oxidación y la inflamación tienen un papel relevante, y la vitamina K se ha comprobado que modula estos procesos. Incluirla en la dieta diaria puede hacer disminuir el riesgo de cataratas en casi un 30%.

6. ¿Y para conseguir este efecto qué cantidad de vitamina K sería necesaria?
Una ingesta de 90mcg al día en mujeres y 120mcg al día para los hombres.

7. ¿Y esa cantidad la podemos obtener a través de la dieta o es necesario recurrir a los suplementos?
Siguiendo una alimentación basada en vegetales es suficiente. Es decir, con un plato generoso al día de los alimentos nombrados anteriormente. En caso de no poder incluir en la dieta la cantidad recomendada de vegetales por algún motivo específico podría llegarse a suplementar la vitamina K, aunque no es muy habitual. Por ejemplo, podría limitarse la cantidad de algún vegetal en una primera fase de tratamiento para la intolerancia a la fructosa o en el caso de la alergia a las LTP.

8. La vitamina K, además tiene un uso tópico, en crema, ¿no?
Sí, la vitamina K participa en el proceso de anticoagulación y cicatrización y esta característica la convierte en una vitamina muyes aprovechada en las cremas cosméticas.

9. ¿Y cuáles son las bondades de su uso en esa formulación?
Se recomienda en el tratamiento y prevención de contusiones y hematomas, ya que incluye propiedades que mejoran la coagulación sanguínea.

10.Existe alguna contraindicación en el uso de vitamina K?
Aunque la mayoría de las personas no experimentan efectos secundarios cuando toman la cantidad diaria recomendada, hay que vigilar su ingesta en el embarazo y la lactancia, en la enfermedad renal y en en la enfermedad hepática y no se debe tomar al tiempo que la Warfarina que se utiliza para retardar la coagulación sanguínea. Así mismo se debe revisar la interacción con la Coenzima Q-10, porque son similares químicamente, con el Tiratricol, la vitamina A y la vitamina E

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog