Menu
Menu

A la belleza, por la salud

Cada vez que me reúno con mis amigas me alaban la delgadez y me miran con cierto recelo la piel, casi como si no fuera mía… Pero lo cierto es que yo, además de una predisposición natural para ser flaca y una buena herencia genética incuestionable, me cuido de manera muy natural.

A saber. Como no me puedo permitir dormir todo lo que necesito, intento echarme alguna siestecita los fines de semana porque aunque los expertos aseguran que el sueño perdido no se recupera, a mí esas horas de sueño fuera de las habituales se me notan, no se si en la cara, pero desde luego sí en el carácter.

Lee el artículo completo en Wapa – Los secretos de Marta

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog