Menu
Menu

Dios dirá

Leo que Tony Cantó, diputado de UPyD por Valencia, además de actor de toda la vida de Dios y aspirante a político desde sus tiempos de Torrelodones, ha decidido renunciar a parte de los privilegios que le corresponden por ser diputado.

Me parece bien, claro, como no. Pero lo que me gustaría más es que su grupo político y a ser posible todos aquellos que consideren exagerado que a los diputados se les adjudiquen móviles de primera generación, además de Internet gratis y un I-Pad de regalo de cargo, mas las dietas —que por un lado son la cobertura de los gastos de transporte público y por otra una cantidad para el alojamiento y la manutención— y un plan de pensiones, para el que se les ingresa mensualmente el diez por ciento de su sueldo base, se pongan a trabajar seriamente para que esta situación cambie.

Lee el artículo completo en La Gaceta de Salamanca.

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog