Menu
Menu

¿Qué pasaría si…?

Ayer por la mañana iba yo tranquilamente en el coche escuchando al Sr. Montoro, Ministro de Hacienda para más señas, quien en medio de risas y buen rollito radiofónico explicaba el por qué de esa inesperada subida de impuestos.

Han tenido que actuar, según cuentan, de manera diferente a la que dijeron que actuarían por la situación que se han encontrado. «Nos encontramos en una situación extraordinaria, excepcional, con un déficit público mayor del que nos esperábamos», ha dicho Montoro para justificar la impopular medida. Vamos, que las arcas estaban aún más vacías de lo que preveían.

Sucede, sin embargo, que hay quien piensa que se lo podían haber imaginado mientras prometían en campaña e incluso que lo sabían ya casi con total certeza, pero que han esperado el momento más adecuado para actuar, es decir, siempre después de las votaciones. El caso es que al final han subido los impuestos —»¡No todos!» Decía Montoro también ayer… Pero de momento ya los suficientes como para que nos echemos a temblar, sobre todo tras haber escuchado a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría decir eso de que, esto es el «principio, del principio, del principio…» .

Lee el artículo completo en La Gaceta de Salamanca.

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog