Menu
Menu

¿Y si lo mejor no fuera un rescate?

Me cuentan algunos prestigiosos analistas financieros, que la luz al final del túnel no se hará con un rescate. Mientras nuestro Gobierno se empeña en conducirnos por los senderos de la austeridad, son muchas las voces que reclaman otra solución diferente. Alemania, aseguran, no es la panacea ni crece como debería; y la posibilidad de un rescate, de la que tanto se habla últimamente, y que para algunos supone la única salida, es para ellos un incuestionable error. ¿Qué es lo que proponen? Un honroso abandono del euro, al que seguiría un período de crecimiento. Lo peor es que, aunque entre las filas del PP y las del PSOE hay quien sabe que esta opción podría ser la mejor de entre cuantas se nos ofrecen, al parecer el prurito profesional del político conduciría, tras ella, a que el PP se sintiera poco menos que fracasado y a que el PSOE, injustificadamente, le remarcara tal sensación de fracaso. Es increíble pensar que los políticos, que deberían aliarse y hacer un pacto de Estado para, entre todos, conseguir salir adelante, anteponen a su situación de ciudadanos, que también sufren las miserias de estos tiempos difíciles, su condición de miembros de un partido político.

Lee el artículo completo en La Gaceta de Salamanca

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog