Menu
Menu

Quedar marcados

Hace un par de meses, cuando “pillaron” a mi compañero y amigo Juan Ramón Lucas sin puntos en el carnet de conducir, se produjo una avalancha de entradas a la página de la Dirección General de Tráfico. Todos queríamos saber si teníamos los puntos que pensábamos o si, por alguna circunstancia, podríamos haberlos perdido sin enterarnos y, sobre todo, sin que nos lo hubieran notificado. En el caso de Juanra, al parecer, una venganza personal, llevó a alguien de su entorno a interceptar la pertinente comunicación, razón por la cual él circulaba sin siquiera sospechar que su marcador estaba a cero; pero luego, otros testimonios se encargaron de ratificar que existían no pocas situaciones en las que, quien podía convertirse en delincuente, no sabía nada del delito que se le iba a imputar. Obviamente, quien ha cometido tantas infracciones como para que se cuestione su capacidad para la conducción, al menos durante un tiempo (que es lo que yo creo que persigue el carnet por puntos), tiene que pagar por ellas; pero si no sabe que lo ha hecho o si está recurriendo alguna multa que defiende que no le corresponde, no parece que se le deba imputar directamente, la condición de “delincuente”, como se hacía hasta hace bien poco. Ahora, llegado el nuevo Director de Tráfico, ya no será delito conducir con un carnet sin puntos, si se desconoce tal circunstancia o si hay recursos pendientes. Así, a partir de ahora, se protegerá a los conductores, de quedar señalados con esos antecedentes penales que acreditan, para siempre, cierta criminalidad. Parece lógico y justo, siempre que sea para todos, pero ¿qué pasa con los que, con criterios anteriores, quedaron marcados?

La Razón

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog