Menu
Menu

«Los Omega 3 pueden ser importantes en el tratamiento de las fases depresivas del trastorno bipolar»

Publicado en La Razón

El doctor Dr. David López Gómez es psiquiatra en Madrid en el centro mente A mente

1. ¿A cuántas personas afecta en España el trastorno bipolar?

El trastorno bipolar es una enfermedad mental que afecta a aproximadamente un millón de personas en España y se asocia, en muchos casos, a una significativa discapacidad.Es un trastorno que ha existido a lo largo de la historia, que no entiende de barreras culturales, que afecta en una proporción muy similar a hombres y mujeres y que suele manifestarse por primera vez entre los 20 y los 30 años.

2. ¿Es una patología de salud crónica y recurrente?

El trastorno bipolar es una enfermedad mental que no solo es frecuente entre la población, sino que también es crónica y deteriorante. Una persona diagnosticada de trastorno bipolar va a necesitar, en mayor o menor medida, atención médica, psicológica y social durante toda su vida. Uno de cada cuatro suicidios consumados se puede atribuir a esta enfermedad. Este es un claro ejemplo de lo grave que puede resultar este trastorno cuando no recibe el diagnóstico y la atención adecuados.Afortunadamente, conocemos la enfermedad suficientemente bien como para poder ofrecer tratamientos farmacológicos, psicológicos y psicosociales que mejoran considerablemente la calidad de vida de nuestros pacientes. Se trata de una enfermedad crónica que cursa por episodios depresivos, maniacos o mixtos con periodos de estabilización o eutimia entre episodios. El objetivo del tratamiento, especialmente el tratamiento farmacológico, es alargar los periodos de estabilización (eutimia), así como reducir el número y la intensidad de los episodios afectivos.

3. ¿En qué consiste exactamente?

El estado de ánimo de una persona sana oscila dentro de unos márgenes entre la felicidad y la tristeza. Podemos sentir momentos o temporadas en las que nos sintamos más tristes por algún motivo o, por el contrario, más felices. Estas fluctuaciones del estado de ánimo se consideran normales siempre que no sobrepasen un umbral. Aunque es cierto que no siempre es fácil definir ese umbral, los psiquiatras hemos definido qué número de síntomas, intensidad de los mismos y repercusión funcional son necesarios cumplir para diagnosticar un trastorno mental determinado.

Las personas con trastorno bipolar tienen afectado el sistema que regula el estado de ánimo y, por tanto, pueden presentar episodios depresivos, episodios de exaltación del ánimo (lo que llamamos episodios maníacos) o ambos simultáneamente (episodios mixtos). Estos episodios pueden durar desde unos pocos días hasta meses y pueden variar en intensidad. Entre un episodio y otro pueden pasar desde días hasta años. Durante estos periodos interepisódicos pueden presentar un estado de ánimo normal (eutimia) o síntomas subsindrómicos(aparentemente leves, pero que si persisten pueden afectar al rendimiento funcional de la persona).

4. ¿Es verdad que el trastorno bipolar puede verse influido por el sobrepeso y la calidad general de la dieta como apuntaba un trabajo realizado en la universidad de Deakin de Australia?

Los investigadores de la universidad de Deakin llevan más de una década estudiando cómo la alimentación puede influir en la evolución del trastorno bipolar. Se trata de estudios pioneros y muy interesantes que nos van ayudando a entender mejor cómo la dieta puede influir en la salud mental. Fundamentalmente, han estudiado cómo la dieta y los suplementos nutricionales pueden afectar a la respuesta a los tratamientos farmacológicos convencionales.

En este estudio en concreto, lo que observaron es que las personas que tenían menor índice de masa corporal y una dieta de alta calidad y menos inflamatoria respondían mejor al tratamiento complementario con ácidos grasos Omega-3.

5. ¿Por qué tiene tanta importancia la dieta en estos trastornos?

La dieta tiene muchísima importancia. Todos podemos apreciar la diferencia entre un jamón ibérico de bellota y un jamón serrano, como podemos apreciar la diferencia entre un salmón salvaje y un salmón de piscifactoría. Al final, nuestro cuerpo se nutre de lo que ingerimos, bebemos y respiramos.

Según el Instituto Nacional de Estadística, más de la mitad de la población española en 2020 tenía sobrepeso u obesidad. Sin duda, nuestra dieta y tendencia a la vida sedentaria son responsables de estos datos.

Si bien la dieta es, como hemos visto, un factor crucial para nuestra salud general y para prevenir enfermedades, en el caso del trastorno bipolar considero que hay otras cuestiones más importantes. Una persona con trastorno bipolar tiene que contar con un equipo de salud mental de referencia que pueda, primero, explicarle en qué consiste su enfermedad y, segundo, establecer un plan de tratamiento individualizado. Va a necesitar tomar una medicación, acudir regularmente a unas citas con el especialista, recibir un apoyo e intervención psicológicas y, posiblemente, recibir una intervención psicosocial. Aunque la dieta es muy importante, no debemos olvidar otras cuestiones como el hábito tabáquico, el consumo de sustancias o el riesgo de suicidio, que también son muy frecuentes y se deben abordar en estos pacientes.

6. ¿Y cuál es el papel de los ácidos grasos en la dieta de las personas con trastorno bipolar? ¿Es verdad que pueden ayudarles a reducir la variabilidad de su estado de ánimo? ¿Por qué?

Los ácidos grasos Omega-3 es muy posible que empiecen a jugar un papel importante en el tratamiento de las fases depresivas del trastorno bipolar y de la depresión mayor, que es donde están mostrando resultados positivos. En las fases maniacas del trastorno bipolar no se ha podido demostrar que los suplementos con ácidos grasos Omega-3 reporten beneficios.

Es muy importante entender que tomar Omega-3 en ningún caso puede suplir al tratamiento farmacológico. Los estudios que se han realizado ha sido administrando Omega-3 conjuntamente con los medicamentos que tenían prescritos anteriormente. Sustituir los medicamentos por Omega-3 no debe hacerse en ningún caso, ya que dejaría al paciente sin la protección que proveen frente a la enfermedad.

Una dieta poco oxidativa, mediterránea, en la que abunda el aceite de oliva virgen extra, las verduras y las frutas y donde predomina el pescado sobre la carne y los lácteos, también puede favorecer el resultado de los tratamientos farmacológicos en fases depresivas.

La realidad es que, actualmente, son pocos los pacientes con trastorno bipolar que reciben regularmente suplementos de Omega-3 o que cumplen con un programa de dieta saludable estricta.

7. Son varios los estudios de diferentes unidades de psiquiatría y departamentos de salud estadounidenses los que aseguran que hay pruebas sólidas de que los síntomas depresivos bipolares pueden mejorar con el uso complementario de Omega 3 ¿deberían tomarlo los pacientes a través de suplementos?

En una revisión sistemática publicada este año 2021 en la revista científica The Canadian Journal of Psychiatry se seleccionaron escrupulosamente 22 estudios de entre1.712 publicados acerca del efecto de los nutracéuticos en el trastorno bipolar. La selección solo incluye aquellos estudios que tienen un suficiente número de pacientes y presentan un rigor científico suficiente. Según esta revisión sistemática, los dos suplementos que más evidencias reúnen a favor de su uso son los ácidos grasos Omega-3 y la N-acetilcisteína. Efectivamente, los Omega-3 han demostrado eficacia en las fases depresivas y no en las maniacas. Aun así, todavía hacen falta más estudios (metaanálisis) que corroboren estos resultados y que nos permitan entender cómo actúan estos agentes y cómo influye la dieta en general en la salud mental.

En mi opinión, mejorar la dieta de nuestros pacientes va a ser siempre una recomendación que podemos implementar en los objetivos de nuestro plan de tratamiento.Suplementar la dieta con ácidos grasos Omega-3 es una estrategia que se puede adoptar en los pacientes con trastorno bipolar, especialmente en las fases depresivas.

8. ¿Es cierto que las personas con trastorno bipolar sufren dolor y que la ingesta de omega 3 puede ayudarles a atenuarlo?

Las personas con una enfermedad mental, como el trastorno bipolar, pueden presentar un sufrimiento muy importante en las fases más agudas de la enfermedad, especialmente en las depresivas porque son más conscientes de lo que les está pasando. Esto no significa que no puedan vivir una vida plena, y tener periodos de su vida felices y productivos. Si bien el Omega-3 puede ayudarlos en determinadas fases de su enfermedad, las claves de su tratamiento son otras: apoyo familiar, medicación, psicoeducación, psicoterapia y ayudas psicosociales.

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog