Menu
Menu

La crónica de Marta Robles: «Estamos tan a gustitooo”

Publicado en La Razón

¿Movilización parcial? ¿Guerra? ¿Amenaza nuclear? Putin nos asusta. Los chinos, sus aliados de siempre, le piden que reconozca límites territoriales y dialogue

Lunes

Con el entierro de Isabel II, al ladito de su propio, es decir del duque de Edimburgo y en medio de unas medidas especiales dignas del magno acontecimiento histórico, se acaba el espectáculo hipnótico de días y días en el que los británicos han vuelto a dejar claro que son los mejores especialistas en el rito. ¡Lo que ha tardado en llegar ese ataúd con los restos mortales a la capilla de St. George! Una tumba que se podrá visitar pagando 32 euritos: así que la reina seguirá generando ingresos a Inglaterra. Antes de que descansara por fin en paz en ese lugar, su féretro también se paseó por la abadía de Westminster, donde se ofició el funeral. Por cierto ¿se fijaron en la mirada de la Reina Letizia al emérito en el banco de la segunda fila que compartían? Ortega Cano lo habría descrito cantando: «Estamos tan a gustitooooo».

Martes

El presidente de Andalucía, Juanma Moreno, al estilo de Madrid, se carga el impuesto del patrimonio y media España le apunta con el dedo y le afea la conducta que él justifica en intentar atraer el talento. Pero yo diría que se ha puesto al día. ¡Si de ese impuesto no queda ni sombra en Europa! ¿Qué hay en comunidades que se quejan (como Cataluña, claro)? Pues que espabilen y hagan lo mismo, que ya es hora. ¿Qué no estamos para que el país se quede sin recaudar? Pues precisamente por eso hay que quitar ese impuesto del patrimonio que, además, es injustísimo y pretende que se pague por lo que ya se ha pagado y vuelto a pagar: su eliminación genera nuevos inversores y más recaudación.

Miércoles

Nos despertamos con el anuncio de Putin de una movilización parcial -con palabra «guerra» incluida-, además de la amenaza (más bien chantaje) nuclear. Y claro, nos ponemos del hígado. Todos. También muchos rusos que están más que hartos y que se les ponen los pelos como escarpias de pensar que después de una movilización parcial puede venir una general. La única buena noticia, relacionada con el asunto, es que China le dice a Putin que ya va siendo hora de que se reconozcan los límites territoriales y que sí o sí es preciso que haya un diálogo que le ponga fin al conflicto. Sabíamos que no iría contra él, pero al menos se agradece que no le dé una palmadita en la espalda.

Jueves

Irene Montero la vuelve a liar parda con eso de que «los niños, las niñas y les niñes de este país tienen derecho a conocer su propio cuerpo, a conocer que ningún adulto puede tocar su cuerpo si ellos ni quieren». Defiende, además, el derecho de los menores a conocer que pueden amar o tener las relaciones sexuales con quien les dé la gana, basadas, eso sí en el consentimiento. Ay…No sean así, ni piensen mal. La ministra estaba hablando del aborto y refiriéndose a los adolescentes de 16 y 17 años. Sabe que la ley cifra en los 14 años el consentimiento de los menores. Sabe que los niños no pueden tener relaciones sexuales con adultos, aunque consientan… Que eso es pederastia. Pero no se explica bien. Para empezar, ¿por qué al hablar de poder abortar se refiere a los derechos de niños, niñas y niñes, si solo cuando se nace con sexo femenino es posible quedarse embarazada?. Y luego, es que la ministra se refería a jóvenes de 16 y 17 años, aunque les llamara niños, niñas y niñes. La ministra no se explicó bien. No suele hacerlo. Y eso confunde. Y es que ¿saben qué pasa? Que no todo el mundo debería poder tener una cartera. Habría que exigírsele a los ministros, ministras y ministres una formación para entrar en política y una específica para cada ministerio. Qué menos, ¿no?.

Viernes

Por partes. O sea que quince jugadoras de la selección femenina de fútbol dicen que renuncian a seguir en la selección si el entrenador, Jorge Vidal, continúa en su cargo y la Federación ni se plantea que puede estar haciendo algo mal y solo dice que no va a consentir de ningún modo que las jugadoras «cuestionen la continuidad del seleccionador nacional y de su cuerpo técnico, pues tomar esas decisiones «no entra dentro de sus competencias». ¡Madre del Amor Hermoso! Y eso es lo más suavecito que les ha dicho el presidente de la RFEF, Luis Rubiales, que parece no considerar que si 15 jugadora de alto rendimiento, ¡15!, se enfrentan a sanciones y ponen en peligro su carrera es posible que sea por algo, ¿no?

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog