Menu
Menu

Fuenteovejuna

Se acabó, se fue Berlusconi. El payaso que tanto dinero se ha llevado de las arcas italianas a través del tráfico de influencias, que se ha saltado las normas y las leyes con su caradura, su amoralidad y su afición a las putas, y que ha llenado la política internacional de bromas de pésimo gusto , se ha ido, pero no sin dejar Italia hecha un completo desastre. Se termina así el «reinado «de un hombre cuyo «carisma» sólo comprendían los italianos y que fuera de ese país no entendía nadie.

A partir de ahora, saldrán a relucir muchos de los desaguisados de este personaje patético cuya cara primigenia es imposible recordar tras tantas operaciones de estética, pero al menos y como por arte de magia, en un abrir y cerrar de ojos, el país vecino, el que dicen, más se parece al nuestro, ha organizado un nuevo gobierno,con un nuevo presidente y, por fin, con una nueva esperanza que comienza a florecer. Ese gobierno, nace con una voluntad prioritaria que es la de recuperar la confianza de Europa. Sobre todo la de Francia y Alemania que, por su fortaleza, son quienes andan tirando del carro de la Unión y quienes deciden quien se acerca a la Europa rica o no y quien estará en ella en el caso de tener que dividirla en dos.

Lee el artículo completo en La Gaceta de Salamanca.

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog