Menu
Menu

O mamá o yo

No hago otra cosa que pensar en Cristiano Ronaldo, pobre. Destrozado debe de estar. Y no tanto por el Madrid-Barça, sino porque a la tragedia futbolística ha de añadir la personal: su mamá se ha ido de casa. La pobre Dolores dos Santos, que vivía feliz y contenta en su Funchal natal, se vino a la supercasa que Ronaldo tiene en la exclusiva urbanización La Finca para cuidar de su nieto… Pero hete aquí que los tropecientos metros y más metros que tiene la mansión no han sido suficientes para albergar a dos mujeres de carácter. Dolores e Irina. Tras mil y una luchas territoriales, la ruso-turca se ha plantado y ha pronunciado esa frase terrible y dolorosa para cualquier hombre: «O mamá o yo». Y claro, Ronaldo ha mirado a su madre, luego a Irina, luego a su madre y una vez más a Irina… Y no ha tenido dudas. «Vete, mamá», le debe de haber dicho. O incluso, a lo José Mota: «Tira, mamá, tira…». Y, claro, Dolores se ha ajustado el chándal sobre la camiseta de rayas, se ha colocado la gorra junto a la dignidad y se ha largado.

Hay quien dice que qué barbaridad, que cómo le puede haber hecho eso un hijo a una madre, pero me parece que los que hacen tal comentario o no han visto la foto de la madre o no han visto las fotos de Irina. Con sus dos… bueno, que tiran más que… Vamos que está monísima y Ronaldo, «entiéndelo, mamá…», enamoradísimo.

La Razón

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog