Menu
Menu

La salvación del Oviedo

Las historias relacionadas con el mundo del fútbol a veces están impregnadas de una emoción superior al propio juego y a la propia competición. Un ejemplo reciente es que el grato recuerdo de un periodista británico afincado en España haya servido para salvar al Real Oviedo. No ha habido casualidad, sino causalidad en el proceso que ha llevado a que el mítico club ovetense haya sido el objeto de inversión del millonarísimo mexicano Carlos Slim.

Sid Lowe, corresponsal de «The Guardian» y colaborador de La Sexta, fue el primero en empeñarse en salvar al club de fútbol de la ciudad que le acogiera durante su Erasmus. Dio a conocer sus problemas a través de las redes sociales y logró que, en poco tiempo, gente de todos los continentes comprara participaciones del club. Era un buen empujón, pero insuficiente. Fue entonces cuando en «Tiempo de juego» de la COPE decidieron la broma que finalmente salvaría al Real Oviedo. El cómico Dani Martínez llamó al yerno de Carlos Slim, Arturo Elias Ayub, haciéndose pasar por Butragueño, Roberto Carlos y Valdano, entre otros, para intentar convencerle de que ayudara al equipo asturiano. Aunque el mexicano no creyó en la autenticidad de las llamadas sí se preocupó de investigar a la afición del Real Oviedo y, simplemente, se enamoró de ella. Y así, en el último día de plazo de la ampliación de capital, Carlos Slim compró su participación en el club por dos millones de euros. El club, del que por cierto era socio el bi-sabuelo de mis hijos (asturiano, naturalmente), está salvado. Que pase de Segunda B, donde se encuentra, a Primera, sólo es cuestión de tiempo.

La Razón

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog