Menu
Menu

“Con diabetes gestacional las pacientes funcionan mucho mejor con dietas fraccionadas”

Publicado en el suplemento de salud de La Razón

Entrevista a la doctora Gemma Sesmilo, jefe de servicio de Endocrinología del Hospital Universitario Dexeus de Barcelona.

1. ¿El riesgo cardiovascular de la diabetes gestacional puede mitigarse?

Por supuesto. La diabetes gestacional identifica pacientes con un mayor riesgo futuro de diabetes y un mayor riesgo cardiovascular, nos brinda la oportunidad de implementar todos esos aspectos: dieta, ejercicio, hábitos y fármacos que nos permitirán mitigar ese riesgo incrementado.

2. Ese riesgo del que hablamos no es muy grande, tan solo ligeramente mayor, ¿no?

Depende. EL riesgo cardiovascular y los riesgos obstétricos asociados a la DG pueden ser muy variables en función de cada caso, es un trastorno muy heterogéneo. Tenemos dos grandes tipos de pacientes con DG: las pacientes obesas con predominio de elevación de la glucosa matutina- estas tienen más riesgo. EL otro subgrupo consiste en pacientes que no presentan obesidad, que suelen tener antecedentes de diabetes y que tienen más bien una insuficiencia del páncreas para cubrir las necesidades de insulina de la gestación, este subgrupo tiene menor riesgo.

3. ¿Los hábitos saludables podrían ayudar a disminuirlo?

Por supuesto. Es una oportunidad para identificar pacientes de riesgo y para guiarlas con hábitos saludables de vida y en caso necesario fármacos para conseguir la pérdida de peso- un campo en pleno desarrollo en el que tenemos fármacos muy interesantes.

4. Empezando por la dieta, supongo ¿no? ¿Qué tipo de dieta se aconsejaría en este caso?

La dieta aconsejable es una dieta ajustada en calorías (es decir comer poco), con “bajo índice glucémico” esto hace referencia a la velocidad con que se absorben los hidratos de carbono- cuanta más lenta la absorción, mejor para el páncreas- mejor para la diabetes- deben ser cereales integrales o legumbres, o quinoa, y la dieta debe ser rica en vegetales que también ayudan a reducir la velocidad de absorción. Sin azúcares- o baja en azúcares simples, baja en fructosa, un error que vemos con frecuencia es el abuso de fructosa o la sustitución de azúcares por fructosa pensando que se puede consumir sin tanto control- y sí debemos controlar la cantidad de fruta y evitar los zumos de fruta incluso los naturales. Sin excesos ni de comida ni de alcohol (con moderación y de forma excepcional sí que los podemos consumir). En función de cada caso debe ser ajustada a la necesidad o no de perder peso- conseguir un peso normal es fundamental, aunque cuesta, se puede

5. Se habla de 8 superalimentos para la diabetes gestacional: los cítricos –especialmente las mandarinas-, las hortalizas y verdura de hoja verde, los cereales integrales sin azúcares añadidos, los frutos rojos, el tomate, las nueces, el yogur y la leche desnatados y el pescado azul… ¡parece que son los mismos superalimentos para todas las dietas, ¿no?

El concepto superalimento no es un término científico, no se habla de superalimento en ningún congreso de ningún tipo ni de nutrición ni de endocrinología. Es un término muy de marketing y muy de prensa, porque en realidad los superalimentos todo depende de la alimentación, de cómo combinamos, de las cantidades que ingerimos, etc. Es evidente que las hortalizas y verduras de hoja verde están en la base digamos de la pirámide de la nutrición del paciente que quiere prevenir una diabetes futura, por lo tanto van a ser fundamentales. Los cereales integrales sin azúcares añadidos es lo mismo que hemos contestado en la pregunta 4, porque son cereales o hidratos de carbono de absorción lenta. Esto ayuda a no estresar al páncreas, que no tiene que fabricar grandes cantidades de insulina. En cuanto a los frutos rojos son también frutas con bajo contenido en fructosa y con una absorción también de bajo índice glucémico, por eso son interesantes y por eso salen en los listados de frutas aconsejables para prevenir la diabetes o en la diabetes. Cuidado porque en algunas listas por ejemplo salen las cerezas y aquí nos referimos más a frambuesas, moras, fresas y arándanos. Tomate evidentemente es una fruta, entre frutas y hortalizas y vegetal se discute, pero más bien es una fruta y realmente lo mismo, tiene poco azúcar, poca fructosa y por lo tanto es muy aconsejable su consumo. En cuanto a las nueces o los frutos secos en general son alimentos saludables, por lo tanto, son saludables tanto en las dietas que vamos a aconsejar a esas pacientes como para todas las dietas. Las nueces son pequeñas capsulitas vitamínicas muy interesantes, lo que pasa que son muy calóricas, con lo cual cuidado. Más que hablar de superalimentos siempre hablamos de la nutrición en conjunto, en global. Si tomamos demasiadas nueces tampoco va a ser adecuado. Siempre decimos puñadito a mano cerrada que correspondería a 4 o 5 nueces enteras, es decir, 8 mitades, correspondería a 8 o 10 almendras, 8 o 10 avellanas.

6. Además de eso, lo bueno es que no sean dietas demasiado restrictivas para no generar acetona e hipoglucemia ¿no?

No estamos hablando de las dietas de prevención de diabetes, sino que estamos hablando de la dieta de la diabetes gestacional en sí.  Y durante la gestación no es el momento de ponerse a perder peso, es un momento donde hay que nutrirse, hay que nutrir un bebe. Eso va a depender también del grado de obesidad o de índice de masa corporal de la madre, porque tenemos gente con mucha obesidad y en esas a lo mejor si nos podemos permitir perder un poco de peso, pero para la paciente tipo, la paciente habitual que tiene una diabetes gestacional si que debemos vigilar que la dieta no sea demasiado restrictiva, precisamente por lo que comentas, no generar acetonas que no son convenientes en la gestación. Lo de hipoglucemia no es así porque una dieta no genera hipoglucemia, más bien si precisamente seguimos la dieta más correcta de diabetes gestacional con vegetales, con cereales integrales y de absorción lenta, no vamos a generar hipoglucemia, y en cambio si seguimos dietas ricas en azúcares eso si genera hipoglucemias postprandiales por el exceso de fabricación de insulina, en los casos de pacientes que tienen resistencia a la insulina.

7. ¿Y resulta especialmente importante fragmentar la cantidad de alimentos en seis tomas diarias?

En el caso de la diabetes gestacional si que las pacientes funcionan mucho mejor con dietas fraccionadas porque de esta manera podemos dar toda la nutrición que necesitan y podemos fraccionar los hidratos de carbono y no sobrecargar al páncreas con comidas copiosas. De esta manera el páncreas se tiene que enfrentar o tiene que fabricar menos insulina en cada comida y funcionan mejor las dietas fraccionadas en el caso de la diabetes gestacional.

8. ¿Y adecuar el aporte calórico? Porque podemos hincharnos de esos súper alimentos y también engordan, entonces, ¿no?

Esta claro que tenemos que adecuar el aporte calórico. Como siempre individualizando según la paciente. Tenemos pacientes muy heterogéneas, delgadas, sobrepeso, obesas, el ajuste de dieta va a ser distinto en cada caso. Y en ningún caso podemos hincharnos de superalimentos. donde vemos mas error es precisamente con las frutas. Hay gente que abusa de frutas, que se hacen zumos de frutas pensando que son mas sanos que lo que son los azucares refinados y el exceso de fructosa también genera problemas y genera triglicéridos y puede ser también problemático con lo cual todo un poco en su justa medida.

9. Pero sería necesaria además la actividad física ¿no?

La actividad física es uno de los pilares del tratamiento de la diabetes gestacional particularmente para las pacientes que tienen un índice de masa elevado. Tengamos en cuenta que el musculo es el tejido que consume la glucosa, permite la entrada de glucosa en la célula muscular, con lo cual desaparece de la sangre y ya no se producen esos picos de azúcar, por lo tanto en pacientes que tenemos que se les eleva el azúcar después de las comidas, les aconsejamos pues no quedarse sentadas en una silla o en un sofá sino moverse a lo mejor pues recogiendo la mesa, dando una vuelta por la casa, y muchas veces conseguimos evitar tratamiento con insulina gracias a esa actuación de actividad física y de movimiento.

10. ¿Cómo incide el consumo de alcohol en esta circunstancia?

El consumo de alcohol en la gestación no se aconseja nada.  Y si hablamos de la prevención de diabetes gestacional también es un tema muy interesante porque el alcohol un poco como la fructosa, sobre todo asociado a la comida, hace que tengamos mucha tendencia a acumular energía. En las pacientes obesas o con hígado graso, la incidencia del alcohol es realmente bastante nociva y no nos ayuda nada en la prevención de la diabetes futura. Con lo cual vamos a aconsejar poco alcohol y para situaciones un poquito excepcionales, y no a diario ni muy a menudo. Hay que saberse controlar.

11. ¿Y el de tabaco?

El tabaco pues tres cuartos de lo mismo, para nada aconsejable y sobre todo lo peor del tabaco va a ser que la gente que fuma y deja de fumar va a ganar peso por un efecto directo del tabaco sobre el centro termorregulador en el hipotálamo o sea que mejor ya no meterse a ello. Y si hay que dejar de fumar a veces es mejor usar fármacos, tanto los específicos para dejar de fumar como los fármacos de obesidad, para evitar esa ganancia de peso.

12. Estas diabetes gestacionales hay que controlarlas durante el embarazo para que luego no se conviertan en un problema y sea entonces cuando afecten a la hipertensión y aumenten el riesgo cardiovascular, ¿verdad?

La diabetes gestacional la controlamos en el embarazo para prevenir las complicaciones materno-fetales. Si no las tratamos bien vamos a tener riesgo de que el feto crezca demasiado, la macrostomia, con lo cual al nacer va a tener problemas, a lo mejor pues que se fracture una clavícula, también va a tener problemas, más riesgo de prematuridad, de cesárea, todos esos son problemas del recién nacido, problemas obstétricos. Y va a tener problemas para la madre porque la madre tiene mas riesgo de hipertensión en el embarazo, preclamsia, también riesgo de aborto, de perdida fetal, de parto prematuro. Con lo cual el tratamiento de la diabetes gestacional es para prevenir todas esas complicaciones. En gestación es para prevenir complicaciones obstétricas y neonatales, también otra complicación es la hipoglucemia en el recién nacido. En cuanto al tratamiento posterior, que el tratamiento es distinto, el tratamiento durante la gestación que posterior es distinto porque durante la gestación no podemos restringir tanto como hemos explicado antes, el tratamiento después de la gestación si que hay que ponerse las pilas, si que hay que conseguir un buen peso, hay que adecuar la dieta hay que hacer dietas sanas, dietas mediterráneas, dietas ricas en vegetales, ajustando bien esas ingestas, haciendo ejercicio. Es decir que el tratamiento posterior si se realiza de esta manera, con hábitos más, menos fármacos para conseguir el normo peso, si que evidentemente van a prevenir la hipertensión, el sobrepeso, la obesidad, el riesgo cardiovascular y la diabetes futura.

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog