Menu
Menu

La crónica de Marta Robles: ¿Matemáticas contra el sexismo o por la igualdad?

Publicado en La Razón

«Tranquilos, puteros de España, que la abolición por desgracia, tampoco conseguirá la erradicación de la prostitución. Eso sí, esperemos que lo ponga más difícil»

Lunes

Isabel Ayuso denuncia adoctrinamiento en los libros de texto… Y hay quien le responde que eso es falso. Y miren, yo no sé, porque todo lo que he visto en medios de distinto signo respecto a este asunto me ha parecido tan sectario, que no lo puedo dar por bueno. Pero ¿hablar de las matemáticas contra el sexismo? (por lo visto ya van a ser «matemáticas por la igualdad»). Hay un Youtuber (siento no recordar el nombre) que lo cuenta de una manera tan divertida que parecería un chiste, si no fuera porque el asunto no tiene ninguna gracia. No sé, francamente. Estamos jugando con las cosas de comer. Los libros son el alimento del espíritu y los libros de texto deben tener el compromiso de contribuir a educar en libertad. Parece que los políticos son incapaces de entenderlo y de dejar de meter mano en la educación para beneficiarse.

Martes

Dice Juan Carlos I que ha decidido aplazar su viaje a Sanxenxo por «razones de índole privada», así que ya no participará en las regatas previstas el fin de semana en la localidad. Pero como todo lo privado de los reyes es cada vez más público, se dice, se cuenta y se rumorea que, en realidad, el rey emérito ha decidido este aplazamiento, porque su hijo, el rey Felipe VI, le ha echado una bronca de aquellas. Como a S.M., parece que las broncas del rey vigente se la resbalan, ha tenido que advertirle Hacienda de que está investigando sus gastos en las cacerías tras su abdicación para que decida quedarse tranquilito en Abu Dabi. La amenaza parece Sanchista, aunque con el beneplácito de Zarzuela. Y no resulta raro porque parece que Juan Carlos dedica el mismo esfuerzo que en su día dedicara a la consolidación de la corona que él llevó durante años sobre los hombros con mucha dignidad a enmarronar la de su hijo.

Miércoles

La abolición de la prostitución está en la conversación y casi en la ley. Y algunos se muestran muy preocupados ¿cómo será el mundo sin prostitución? Ojalá la abolición acabara con ella, señoras y señores, porque es repulsivo normalizar la situación de comprar carne humana; pero no se preocupen, puteros de España, aunque mañana se aboliera, tampoco se conseguiría erradicarla. Lo digo siempre: no se puede acabar con la prostitución, ni con los crímenes, ni con las estafas, ni con el mal en el mundo. La abolición, como demuestran los datos, por ejemplo, de Suecia, lo que hace es ponérselo un poco más difícil a los proxenetas, que pretenden legalizarla para blanquearla y así poder seguir extorsionando a mujeres y beneficiándose de mantenerlas en régimen de esclavitud. También se lo pone un poco más difícil a los puteros, esos compradores de carne humana que sostienen el negocio con su ansia de chicas nuevas y distintas.

Jueves

Si yo que soy novelista me invento la historia de una posible actuación diplomática del presidente del Gobierno, en Marruecos, en solitario y sin siquiera el respaldo de sus socios, ocasionado por el chantaje marroquí, responsable del espionaje de su móvil con Pegasus, para poder obligarlo a atender a sus requerimientos, seguro que mis editores me dicen que me he pasado y que eso no tiene credibilidad. Si encima se me ocurre añadir que Argelia declara enemistad a España después de veinte años, en un momento en que su gas argelino es crucial para nosotros, estoy convencida de que me dicen que se me está yendo la cabeza. Pero si, a más a más (que dicen los catalanes). Se me ocurre plantear que la primera consecuencia llega a España en forma de seis pateras con 111 argelinos que arriban a las costas Baleares, creo que pensarían que me he vuelto loca… Ya. Pues la realidad supera la ficción… Y lo que nos queda.

Viernes

Yolanda Díaz arranca su proyecto «Sumar»: Sabíamos que estaba ahí, pero desconocíamos cuándo se haría público. La vicepresidenta segunda del Gobierno, que se ha convertido en el personaje político más protagonista, llevaba tiempo con esta intención en la cartera. Y hay que decir que lo que Yolanda quiere, lo suele conseguir. ¿Qué no tiene toda la preparación y otras cosas que en principio parecen imprescindibles? Pues puede ser, pero es una especialista en escuchar, pactar, hablar sin violencia y en atender y agradar a todos (y de todos los partidos). Por eso muchos (y muchas) del suyo original, la aborrecen. Pero a Yolanda le da igual. Ella ha dado pasos de gigante y quiere aglutinar y movilizar a la izquierda; y si alguien puede conseguirlo es Yolanda.

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog