Menu
Menu

El rosa del cáncer

Publicado en La Gaceta de Salamanca

La semana que viene todo se teñirá de rosa. El día de la lucha contra el cáncer de mama es el día 19, pero la semana que viene ya va a estar repleta en toda nuestra geografía -y supongo que en el mundo- de actos para recaudar fondos para la investigación. Es verdad que a mí no me gusta mucho el rosa “mujer” del cáncer de mama (que además, aunque sea mucho más infrecuente, también sufren los hombres y hasta tienen su propia asociación); pero entiendo que es la forma de llamar la atención y de hacer reconocible un reclamo que se extiende de manera solidaria por carreras, charlas y actos de todo tipo donde se recuerda, una vez más, que esta enfermedad, que parece tan superada, siguen padeciéndola dos de cada diez mujeres en nuestro país y es letal para el veinte por ciento de las mismas. Eso significa que ocho de cada diez mujeres que lo padecen lo superan, pero dos no. Esta cifra, que parece muy baja comparada con las estadísticas de hace menos años de los que creemos, cuando la mortalidad era del cincuenta por ciento, se ha reducido de manera drástica gracias, fundamentalmente, a la investigación y, por supuesto, al diagnóstico precoz; sin embargo, seguro que en este momento en el que escribo hay muchas mujeres que tiene cáncer de mama que no saben que lo tienen y aún queda por conseguir dominarlo cuando se presenta, hasta el punto de que si provoca alguna muerte sea anecdótica. Pero este sueño, aún se hará esperar. E incluso cuando llegue, dependiendo del cáncer que le toque en suerte a la mujer -casi siempre, insisto en que también hay hombres que sufren cáncer de mama- supondrá una tragedia de mayor o menor tamaño, pero siempre una tragedia. Por el tratamiento incluso en los casos que no requieren quimio ni mastectomía, que se prolonga en el tiempo y que tiene efectos secundarios y sobre todo por el miedo que provoca la enfermedad y la vulnerabilidad que deja al descubierto.

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog