Menu
Menu

«Los alimentos ideales para el cerebro deben ser ricos en antioxidantes naturales y con grasas saludables»

 Publicado en el suplemento de salud de La Razón

DR. JORGE CUBRIAS, internista, especialista en patologías cardiometalólicas y Presidente de la Sociedad Española de Salud de Precisión.

¿En qué consiste la dieta MIND?

Pues es un programa alimentario que emerge de aunar los conceptos de dos Dietas bien conocidas, como la: Dasch y la mediterránea,  se le llama así por su acrónimo en ingles: Mediterranean-DASH Intervention for Neurodegenerative Delay, que en castellano seria  Dieta de intervención para retrasar el daño neurodegenerativo.

¿Qué es lo más beneficioso de la dieta Dash?

El aporte de vegetales, granos integrales y proteínas magras con el ajuste a la baja de la sal, inicialmente se gesto en aras de controlar a través de ella la Hipertensión arterial

¿Y de la dieta mediterránea?

Nuevamente los vegetales y los cereales integrales, compartiendo protagonismo con la Dash, pero el aporte de verduras, legumbres, frutas, frutos secos, semillas, hierbas y especias, así como aceite de oliva acompañado de la ingesta moderada de pescado, mariscos incluso de carne de aves y ocasionalmente de lácteos, hace de la mediterránea la mejor y mas estudiada de las dietas sin duda.

En realidad, las dos se basan en el alto consumo, sobre todo de verduras, ¿no?

Así es, las verduras y los vegetales tiene una enorme cantidad de principios activos, unos muy conocidos y otros no tanto, pero si sabemos que generan una enorme protección a las células en sus funciones mas importantes.

Lo de las frutas ya es más controvertido, ¿no? ¿Por qué?

No, esta claro que la ingesta de fruta idealmente de la estación, de consumo local y que se haga asociado al estilo de vida en cuanto al movimiento (ejercicio físico) es una forma de aportar sustratos energéticos para el metabolismo y otra interesante serie de principios activos de enorme valía. La concentración de azúcar de algunas les ha puesto en el “ojo del huracán” pero se ha visto que mayoritariamente estos azucares propios no afectan al individuo promedio.

¿Qué es exactamente lo que tenemos que “dar de comer” al cerebro para tratar de retrasar su envejecimiento?

El 60% del cerebro es grasa, es rico en hierro libre (potencial oxidante) y no tiene el mejor sistema biológico para protegerse de los oxidantes, cada vez que prime la oxidación frente a la reducción, este se va a dañar, con estos antecedentes podemos decir que los alimentos ideales, deben ser:

• Ricos en antioxidantes naturales y con grasas saludables, como el aceite de oliva y las poliinsaturadas de tipo omega 3, siempre que estas no se acompañen de elementos tóxicos como ocurre con el pescado azul grande que esta contaminado con mercurio, te cito ejemplos: Té verde, Manzanas, cítricos, cacao, aguacate, brócoli y coles. Arándanos y fresas. Boquerones, sardinas y anchoas, Frutos secos. etc.

Si miramos a lo descrito nos recuerda nuevamente a la dieta mediterránea.

¿Y qué no deberíamos ni probar, si queremos mantener nuestro cerebro en forma?

Fundamentalmente alimentos procesados y con alta carga inflamatoria y oxidativa (ricos en azucares) además de los que contienen grasas hidrogenadas. La mayoría de ellos están mezclados en estos ejemplos:

Bollería industrial, galletas, biscotes, Aperitivos salados, palomitas, patatas fritas y snacks, platos precocinados o fritos como empanadillas, croquetas, canelones, masas de pizza, y hojaldre, Chocolates con azúcar, cremas y margarinas.

Como siempre, hay que saber si solo con la dieta es suficiente, si es equilibrada o si es preciso recurrir a los suplementos…

Hoy en día es posible lograr a través de la alimentación los nutrientes que requerimos, pero le debes dedicar mucho tiempo y conocimiento además de disciplina para lograr los mínimos, creo personalmente que el aporte suplementario de Omega 3, magnesio y vitamina D de calidad es una necesidad imperiosa en los días que corren.

Y que hay, no digo del resto de los alcoholes, sino del vino ¿es recomendable?

Literalmente, No, Como vehículo que aporte nutrientes y/o principios activos para el cerebro ni hablar, tal vez el placer que genere compartirlo con amigos o familiares genere “beneficios para este órgano”, pero el efecto toxico del alcohol es peor sin dudas, y el intento de obtener resveratrol a través del mismo requeriría grandes ingestas, que obviamente el efecto toxico no compensa. No obstante hay estudios que muestran beneficios de una ingesta pequeña (1 copa al día), pero estos están inmersos en el cumplimiento de la dieta mediterránea, que personalmente creo es la que genera realmente los beneficios obtenidos.

Parece que en esa dieta mind, se defiende mucho lo de comer nueces como aperitivo, pero tienen muchas calorías y también grasas ¿no? Porque son tan buenas para el cerebro.

Es mejor comer nueces como aperitivo que muchos snacks que se usan habitualmente, pero el contenido que tienen de grasa omega 6(pro inflamatoria) es mas alta que la de Omega 3( Anti inflamatorias), de las primeras estamos tristemente sobrados en muchos alimentos de ingesta habitual y eso no es bueno para el cerebro, el tema calórico no genera problemas, pues aquí lo que suma es la capacidad del alimento para inducir respuestas biológicas saludables(control inflamatorio), por lo anteriormente descrito creo que realmente “no son tan buenas para el cerebro”, pero como lo que aportamos habitualmente es bastante peor, pues siguen ganando por goleada.

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog