Menu
Menu

Eva Fancsali, la madre del hijo de Giorgio Aresu, absuelta

Publicado en La Razón

«Después de 5 años de juicios, sentencias inculpatorias, estancias en la cárcel y mucho sufrimiento, Eva ha sido absuelta. La Justicia lenta, ¿es justicia?»

Lunes

Hay más noticias, pero, ¿alguna vez había dado tanto que hablar un festival de Benidorm? ¡Si ha tenido más repercusión que los de Eurovisión en tiempos de Franco! Entre la reivindicación de las tetas de Rigoberta, la canción en gallego de Tanxugueiras y el presunto «tongo» de la votación de la canción de Chanel, no se habla de otra cosa. Mira que hay asuntos importantes, pero los políticos y los sindicatos han hecho la causa suya. Entre todos han lanzado a las masas contra la intérprete de la canción ganadora… Así nos va.

Vamos con lo relevante verdad: la victoria de Nadal. Bueno pues el mundo entero celebrando su triunfo épico, y el vicepresidente de Laporta, un tal Alfons Godall, escribe el siguiente tuit: «Rafael Navidad me ha producido angustia desde el primer día. Lo tengo en el mismo saco que La Roja, el Real Madrid, Alonso y todo lo que represente al estado enemigo». Un miserable. Por eso, Nike te ha dicho: bye, bye.

El Rey quiere volver a España –se lo ha dicho a Carlos Herrera en Cope– «cuando se den las circunstancias oportunas y no cree inestabilidad en mi hijo». Pues me temo que va a tardar.

Boris Johnson recibe el informe diluido del Partygate sin nombres ni detalles de las fiestas. Seguro que él se los conoce bien…

Martes

Me volverá a caer la del pulpo, pero me reafirmo. Aunque el entrenador del equipo de fútbol femenino del Rayo Vallecano dijera la salvajada más repugnante hace cuatro años, lo hizo en un chat privado y no creo que sea motivo suficiente para que le aparten de su puesto de trabajo. Se ha arrepentido y ha pedido perdón. No lo han hecho etarras y asesinos, tan reinsertados en la sociedad que hasta ocupan puestos públicos. Merece amonestación, sanción y vigilancia, pero no expulsión. Mejor cargar contra el presidente, que desprecia y discrimina a las jugadoras (eso sí que es inconstitucional), que revisar chats privados, o utilizarlos como venganza o para sacar beneficio. Anda que no he visto escritas cosas en chats que, sacadas de contexto, podrían parecer delictivas.

Parece que durante los confinamientos no solo bebieron Boris Johnson y su equipo. Hasta ocho millones de británicos bebieron «en exceso» o en niveles de «alto riesgo», aunque ellos, claro, sin organizar fiestecitas prohibidas.

Miércoles

La ministra Ione Belarra ha propuesto incluir en la ley de familias un permiso de cuidado de al menos 7 días al año cien por cien remunerado, tanto para atender a los hijos como a los padres u otros convivientes. Pues muy necesario. Ojalá haya dinero para pagarlo. Pero, al parecer, lo ha hecho sola y sin consultar ni el texto ni el momento con sus socios de Gobierno. Los versos sueltos de Podemos.

Y el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, va y envía 3.000 soldados al este europeo… Esto del conflicto militar entre Rusia y Ucrania no va bien y podría terminar muy mal…

Jueves

El niño del pozo marroquí nos remueve y nos recuerda al caso de Julen que tuvo mal final. Esperemos que este sí tenga un final feliz.

Menos esperanzas de que acabe bien tenemos respecto a la desaparición de Esther. Tres sospechosos. Dos, conocidos del pueblo, y el otro menos… Muchas dudas, y el teléfono de la desaparecida clonado que ahora la Guardia Civil quiere recuperar.

Viernes

¿Dónde hay más espectáculo? ¿En el festival de Benidorm o en el Congreso de los Diputados, donde se equivocan en las votaciones telemáticas, hay tránsfugas y acusaciones de prevaricación? ¿Saben qué les digo? Que, al menos, ha salido adelante la reforma laboral (mira que tiene suerte Pedro Sánchez), que, si no, nos quedábamos sin fondos europeos…

¿Se acuerdan ustedes de Eva Fancsali, la madre del hijo pequeño del famoso bailarín del Ballet Zoom Giorgio Aresu? Les refresco la memoria: fue detenida, y encarcelada en una prisión de máxima seguridad de México durante 42 días, perdió al hijo que esperaba con su pareja actual, Matías Cortes, fue extraditada a España, encarcelada de nuevo en Alcalá Meco y en Ibiza durante 14 días más, acusada del delito de sustracción de un menor (su hijo). Pues, tras ese calvario, fue juzgada y condenada a 3 años y un día, en primera instancia, el pasado mes de julio; pero, tras el correspondiente recurso, ahora la Audiencia Provincial de Palma de Mallorca dice que nada de lo anteriormente relatado debió ocurrir. Que Eva (que ha sido absuelta) jamás cometió delito alguno. ¿Quién se encargará de reparar los daños morales sufridos durante este proceso que Eva no debió vivir, además del escarnio público y mediático y del sufrimiento de perder la custodia de su hijo tras ser detenida en la puerta del colegio en el año 2017 y apenas haber podido verlo desde entonces? Continuará.

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog