Menu
Menu

«No hay relación entre niños obesos y cáncer»

Publicado en el suplemento de salud de La Razón

Entrevista al Dr. Javier Román, oncólogo del Hospital Ruber Internacional

1.- ¿Existe una relación real entre el cáncer y el sobrepeso?Efectivamente existe esta relación desde el punto de vista estadístico entre el sobrepeso, entendido como tener un índice de masa corporal situado entre 25 y 29,9 kg por metro cuadrado, aunque efectivamente la relación es mucho más robusta entre cáncer y obesidad, entendiendo por obesidad como un índice de masa corporal superior a 30 kg por metro cuadrado.

Desde hace más de 20 años existen evidencias científicas suficientes a través de estudios epidemiológicos que demuestran la correlación entre la elevación del índice de masa corporal y el aumento de la probabilidad de contraer cáncer siendo evidentemente más robusta para algunos tipos de tumores que para otros.

2.- ¿Y a qué se debe esta relación? ¿Qué es lo que la provoca?

La obesidad y por tanto el incremento del tejido adiposo y del número de adipocitos o células grasas pone en marcha una serie de mecanismos que acaban con la liberación de determinadas sustancias que favorecen la inflamación y que cuando llegan al entorno de las células pueden promover la proliferación o división de las mismas por liberación de lo que se han llamado señales mitogénicas.

Asimismo, estas sustancias inducidas posiblemente por el tejido adiposo excesivo, producen mecanismos de supervivencia celular y hacen que las células, convertidas en tumorales, además de dividirse más, sobrevivan más,con lo cual se genera lo que es característico de los tumores, es decir una masa de células con larga supervivencia y alta proliferación que acaban contaminando otros tejidos e incluso suplantándolos.

Se han implicado como mecanismos de producción del cáncer la excesiva producción de hormonas femeninas en el tejido adiposo. La mayor producción de estrógenos está claramente relacionada con el cáncer de mama en la post-menopausia.

Asimismo, existen otros mecanismos que se han implicado como los altos niveles en sangre de insulina en ayunas y la resistencia a la insulina producido por la obesidad que a su vez producen cambios en los niveles de los marcadores inflamatorios, siendo estos los que a su vez generan estímulos que facilitan la producción de tumores.

Existen estudios que demuestran una posible relación entre sustancias que se elevan en las personas obesas como la leptina y las adipokinas que tiene también relación con la facilitación de la aparición de tumores.

En definitiva, parece que la obesidad y el sobrepeso generan un entorno de inflamación crónica y deproducción de sustancias que conducen a la activación patológica de las células convirtiéndolas en tumorales y facilitando así la aparición del cáncer en determinados órganos.

3.- ¿Cuántos tipos de cáncer se relacionan con el sobrepeso?

Se han descrito al menos 13 tipos de cáncer relacionados con el sobrepeso y la obesidad.

Entre los distintos tipos de cáncer es distinta la frecuencia o probabilidad para que se produzca cada uno de ellos.

En algunos casos la relación es muy consistente mientras que en otros es algo menor siendo en cualquier caso mayor para la obesidad que para el sobrepeso.

4.- De esos al menos 13 tipos de cáncer asociados al sobrepeso y la obesidad ¿cuáles se dan más en hombres y cuáles más en mujeres?

Los dos tumores más relacionados con el sobrepeso y la obesidad son el cáncer de mama y el cáncer de intestino grueso.

El cáncer de mama obviamente está mayormente relacionado con el sexo femenino aunque también afecta más a los hombres obesos. Es más frecuente en mujeres post-menopáusicas y con tumores de los llamados hormonales por expresar receptores de hormonas (estrógenos y progesterona).

El cáncer de intestino grueso está más frecuentemente relacionado con los varones.

La obesidad y el sobrepeso afecta de forma muy clara la aparición de cáncer de endometrio en mujeres.

El cáncer de hígado afecta más a hombres obesos que a mujeres obesas.

El cáncer de la vesícula biliar, sin embargo, afecta más a las mujeres obesas que a los hombres obesos.

Por otra parte, existe evidencia también de una mayor frecuencia en personas con sobrepeso y obesidad para la aparición de cáncer de páncreas, esófago, ovario, riñón, estómago, tiroides, meninges, así como el mieloma, un tipo de cáncer sanguíneo.

5.- El riesgo de la relación sobrepeso / cáncer ¿también afecta a los niños?

No. No existe relación entre obesidad infantil y cáncer.

El problema es que los porcentajes de obesidad infantil están aumentando vertiginosamente y es un claro predictor de obesidad en el adulto.

Hay que tener claro que en algunas poblaciones como en Estados Unidos, el sobrepeso afecta a una tercera parte de la población adulta y la obesidad a otra tercera parte. Solo están en su peso adecuado una tercera parte de las personas.

Esta grave situación supone un incremento marcado del riesgo de aparición de casos de cáncer, pero no solo eso, sino también de enfermedades cardiovasculares, pulmonares o diabetes por lo que es muy importante controlar la obesidad infantil y por supuesto la del adulto.

6.- Es de suponer que cuando el sobrepeso se convierte en obesidad, el riesgo aumenta ¿no?

Efectivamente, hay sobradas evidencias que soportan la idea de que cuanto mayor sea el índice de masa corporal, mayor es el riesgo de contraer cáncer y lo que es peor, para muchos tumores, también aumenta la mortalidad a igualdad de estadio clínico.

Es decir que, para muchos tumores, la mortalidad es mayor en las personas obesas que las personas delgadas.

7.- ¿Y ese riesgo se puede corregir? Es decir ¿una persona con sobrepeso cuando pierde los kilos que le sobran queda fuera de peligro o sus órganos quedan tocados?

Esta pregunta es difícil de contestar para las personas que solo tienen sobrepeso.

Posiblemente corregir el sobrepeso corrige de una forma importante el riesgo de cáncer sobre todo si la persona pierde peso y se mantiene delgada durante muchos años.

Tengamos en cuenta que el riesgo del cáncer asociado al sobrepeso y a la obesidad no se produce solo por tener un índice de masa corporal por encima de 25 unos meses a lo largo de la vida sino que realmente la correlación es más potente en aquellas personas que mantienen un índice de masa corporal por encima de 25 durante mucho tiempo.

En cualquier caso, la salud en general mejora claramente con la reducción de peso y posiblemente también el riesgo de contraer cáncer por lo que es completamente imprescindible recomendar a las personas con sobrepeso y obesidad que adopten un estilo de vida saludable y que controlen su peso a la mayor brevedad posible y de la forma más sostenida posible, aunque sea difícil. Para ello deben apoyarse en especialistas en dietética y nutrición acompañado de ejercicio físico activo.

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog