Menu
Menu

La crónica de Marta Robles: ¿Los hombres son maltratadores y las mujeres son buenas?

Publicado en La Razón

La matanza de Uvalde nos vuelve a recordar el peligro que supone que cualquiera tenga acceso a las armas y que se considere un derecho tenerlas en EEUU

Lunes

Felipe VI se reúne con su padre. Y nadie sabe de qué van a hablar, pero sí que al monarca vigente no le debe de resultar fácil que el emérito haya desatendido las recomendaciones y se haya plantado en España en jet privado, para darse un baño de multitudes en Sanxenxo. Conversen sobre lo que conversen hoy, la actitud de Juan Carlos I, su «¿explicaciones de qué?» a la prensa, el exceso de visibilidad con todas esas causas, que no tiene pendientes por su inviolabilidad o por prescripción, pero que a la sociedad le indignan igual, no benefician a Felipe VI, ni a sus denodados esfuerzos por mantener la honorabilidad de la monarquía en nuestro país. Va a tener razón Rufián cuando dice que el emérito es el peor enemigo de la institución…

Martes

El terrible asesinato de dos chicas pakistaníes que regresaron a su país, engañadas, y que allí fueron torturadas y asesinadas por su propia familia por querer separarse de sus maridos (sus primos), y no realizar los trámites pertinentes para que estos vinieran a España, nos espeluzna, pero ¿nos sorprende? Dicen que las chicas no se casaron a la fuerza. ¿Lo hicieron de forma voluntaria? Bueno, más bien porque la costumbre es que los padres decidan los matrimonios y ellas los acaten, que es otro tipo de «voluntariedad». El caso es que vivieron un tiempo en Pakistán con sus maridos antes de irse a vivir a Terrassa, donde se sintieron libres y capaces de iniciar nuevas relaciones y de decir «no» a los hombres de su familia…Pero no lo eran. Por eso las mataron. ¿Nos sorprende? Casi 1.000 mujeres son asesinadas cada año en Pakistán (como en tantos países islámicos) por los llamados «crímenes de honor», que encima luego acaban sin castigo o con castigos leves. Los matrimonios concertados son, en definitiva, la punta del iceberg de la falta de derechos de las mujeres, cercenados, en buena medida, por la religión.

Miércoles

El horror de la matanza de Uvalde se suma a cientos de asesinatos de niños, por parte de casi niños en EEUU ( el asesino acababa de cumplir 18) que tienen que ver con muchas cosas, pero, sobre todo, con las armas. Que cualquiera tenga acceso a las armas y que se considere un derecho tenerlas, determina un peligro permanente. Los pormenores de este crimen son terribles: 1 hora y 40 minutos sin que la policía pudiera controlar a Salvador Ramos, mientras este disparaba contra los niños y las profesoras (19 niños y dos adultos muertos), las advertencias del chico en las redes, el asesinato previo de su abuela… pero cualquiera de estas matanzas, tan numerosas en los EEUU, cuenta con los suyos, igual de horrendos. Sin armas en las casas, los asesinos lo tendrían un poco más difícil.

Jueves

El indulto de María Sevilla, que la ministra de Justicia justifica en su falta de antecedentes penales y la ministra de Igualdad celebra como «otra victoria del feminismo», causa estupefacción. Una mujer acusa en falso al padre de su hijo de abuso sexual y luego lo secuestra, lo aisla, lo desescolariza y lo deja sin atención sanitaria. La mujer, presidenta de Infancia libre (organización a la que la Policía Nacional llegó a acusar de «organización criminal», en las que otras mujeres procedían con el mismo modus operandi), es condenada a dos años y cuatro meses y se le retira la patria potestad…, pero luego se la indulta y se le devuelve ese «poder» sobre el mismo hijo que dice temerla y no querer ni verla… E Irene Montero se siente feliz, porque dice que hay que proteger a las «madres protectoras», frente a «la violencia machista de los maltratadores». ¿De qué maltratadores habla? Porque este padre no está acusado de ningún tipo de maltrato… ¿Es que considera que todos los hombres son maltratadores? ¿Acaso piensa que todas las mujeres son buenas? Deje de hablar de feminismo, por favor. No sabe usted lo que son las feministas. Desde Clara Campoamor, defendemos el derecho a equivocarnos. Sabemos que somos personas imperfectas y que, entre nosotras, como entre ellos, hay buenas y malas personas. Sigue usted destruyendo el concepto de feminismo y dando argumentos a quienes lo atacan. Cualquier madre «supuestamente protectora» que haga daño a su niño, encontrara justificación y amparo en sus palabras. Espero que lo lleve usted sobre su conciencia.

Viernes

Pedro Sánchez aparece ya por debajo de Alberto Núñez Feijoó en las encuestas. Lo de la crisis del Centro Nacional de Inteligencia ha sido la gota que ha colmado el vaso. El presidente del gobierno tenía que explicar en el Congreso de los Diputados lo de los distintos casos de espionajes, pero…, optó por repasar todos los casos de corrupción del Partido Popular y olvidó los del Partido Socialista Obrero Español, claro.

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog