Menu
Menu

Mujeres buenas y malas

Publicado en La Razón

Conozco a muchas personas a las que la precariedad y las circunstancias de la vida les han llevado a delinquir una vez y les ha costado la cárcel. De hecho, las prisiones españolas están llenas de mulas, esas mujeres engañadas que se destrozan los intestinos para portar en ellos esa droga que enriquecerá a otros y a ellas apenas les dará para pagar el sustento de sus hijos…

Hay tantos hombres y sobre todo mujeres que solo han delinquido una vez y por necesidad y que continúan en la cárcel, que el argumento de Pilar Llop, ministra de Justicia, para la concesión del indulto parcial de María Sevilla me parece hasta doloroso. Esta mujer, que acusó al padre de su hijo de un abuso sexual que no había cometido, que secuestró al niño, lo aisló, lo dejó sin vacunar, lo atemorizó y le robó una parte importante de su infancia para dañar al padre, solo fue condenada a dos años y cuatro meses de cárcel y a la pérdida de la patria potestad; ahora está indultada y ha recuperado la patria potestad, aunque su hijo asegure que «mi madre me da miedo».

A mí lo que me provoca pavor es que la Ministra de Igualdad celebre este indulto como una victoria del «feminismo». ¿De qué feminismo habla, señor Ministra? No hable en nombre de las feministas. Nosotras no queremos contribuir a que las mujeres, por el hecho de ser , tengan que ser «protegidas» de su propia maldad. Porque hay mujeres buenas y malas, Irene.

Y ese es el principio mismo de la igualdad, que usted no quiere reconocer, desde esa atalaya ministerial, desde la que está dividiendo el feminismo, robándole su credibilidad e incitando a que, quienes lo combaten, tengan argumentos para hacerlo.

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog